Cuándo gastar dinero en ti sin arrepentirte después

11 January 2018

Sabemos de la importancia que tiene el ahorrar ese dinero que ganas con el esfuerzo de una larga jornada laboral, pero tampoco hay que abusar. Para mantenernos cuerdos, hay que darnos un gusto una que otra ocasión.

Llámale salir por unos tragos, unos tenis nuevos, un viaje o hasta una comida a la que le traías ganas. Encontrando el balance perfecto en el ahorro, siempre habrá forma de consentirnos. Todo sea con el fin de no volvernos locos.

Acabas de conseguir un nuevo empleo

Conseguir un nuevo trabajo se siente genial, especialmente cuando ganas más que en tu trabajo anterior. Esto también aplica a promociones o aumento de sueldos –cualquier ocasión en la que suban tus ingresos, es un buen momento para consentirte. Sólo asegúrate de hacerlo de manera responsable y no tendrás problema.

Es tu cumpleaños

Tu cumpleaños es uno de esos días en los que se trata de consentirte a ti mismo. Lo más probable es que tus padres o tus abuelos te envíen algo de dinero, así que tus bolsillos se sentirán voluminosos. Incluso si no recibes dinero para tu cumpleaños, es una ocasión en la que vale la pena gastar un poco de tu dinero. Organiza una salida en la noche con tus amigos, sal a cenar o hacer lo que quieras.

A esa chica realmente le gustas

Has estado esperando una oportunidad con una chica asombrosa por un buen rato, y ahora finalmente has conseguido una cita con ella. Ésta es una ocasión que amerita consentirte de una forma distinta. En lugar de salir a los bares con tus amigos, te recomendamos ir a una tienda a comprarte algunas piezas nuevas para usar cuando salgas con esta chica. No tiene que ser nada muy costoso o sofisticado, sólo algo que creas puede beneficiar tu vestuario; un reloj nuevo, un par de zapatos, o una camisa. Estarás agradecido de haberlo hecho cuando te sientas bien sobre lo que usas en esa primera cita, y cuando consigas la segunda.