Estas son las claves para triunfar en una primera cita y que él se quede con ganas de más

01 December 2017

Ya sea que te presentaron unos amigos, lo conociste por Tinder, una cita a ciegas, o le estás dando una oportunidad a ese compañero de trabajo o amigo… la lista de posibilidades es infinita, pero las claves para que sea exitosa siempre son las mismas.

Si estás nerviosa y quieres asegurar la probabilidad de una segunda salida, tenemos las claves infalibles.

Opta por el look natural

No te maquilles demasiado. Lo cierto es que los hombres son más receptivos a una cara natural que si llevas tres kilos de maquillaje encima.

Y aunque no sabes si al final de la cita vayas a darle un beso, evita pintarte los labios. También refuerza tus pestañas para atraer su mirada a tus ojos.

Elige tú el punto de encuentro

Si te da la opción, lo mejor que puedes hacer es elegir el lugar.

Así te quitas el peso de encima de no saber qué pedir, qué ponerte y tener que aguantarse durante horas por no saber donde queda el baño.

Sé tu misma

¿Qué le digo? y ¿si me pregunta algo que no se? ¡Deja de preocuparte- los temas saldrán solos!

Por regla general a los hombres les gusta llevar las riendas de la conversación y te hacen preguntas…por eso es que casi siempre terminan hablando más que ellos.

No trates de hablar de fútbol o temas que crees te harán ver más interesante. Sé tu misma y habla con naturalidad de lo que a ti te parezca interesante.

Si realmente es tu media naranja también le parecerá interesante.

Elige bien la ropa que vas a usar

Tu look debe ser tu fortaleza y no tu debilidad- ponte algo con lo que te sientes segura de ti misma.

El primer error que muchas suelen cometer en una primera cita es experimentar con sus outfits, usar tacones con los que no puedan ni caminar (por eso deberían prohibirlos para trabajar), o tratar de ser sexy con un vestido corto con el que no pueden sentarse.

No trates de aparentar. Menos es más y si todo sale bien ya tendrás tiempo de impresionarlo con otros looks.

Déjate llevar

Aunque es más fácil decirlo que ponerlo en práctica, lo mejor que puedes hacer en una primera cita es simplemente concentrarse en disfrutarla.

Quizás no estás convencida o piensas que algo puede salir mal, pero para evitar decepciones lo mejor es dejarse llevar…y saber cómo sobrellevar una mala cita.