Esto es lo que el comercio electrónico no va a poder superar y deberías considerar

10 October 2017

Ante una infinidad de opciones para entrarle a las tiendas virtuales, aún hay ciertos cuestionamientos que dejan en claro algunas cosas: el comercio tradicional tiene sus ventajas que nunca podrán ser superadas.

Así que si estás contemplando entrarle al comercio digital, no está de más esta información.

Apelar a los cinco sentidos de los clientes

Mientras que los gadgets pueden dar presentaciones visuales impresionantes que pueden terminar en compra, sólo se pueden producir imágenes y sonidos. Es el compromiso personal y la interacción de productos ofrecidos a través de la vida real lo que aporta algo a los sentidos a través del tacto, el gusto y el olor al cliente.

Tu presentación física a los consumidores cuando están experimentando tu marca en el “mundo real” es una oportunidad crítica y esencial punto de contacto que no puede permitirte perder.

Literalmente destacas entre la multitud

Ya sea en una feria, una expo, un concierto o una competencia, los vendedores físicos están tratando de mantener a las personas comprometidas. Pero los consumidores no están ahí para mirar sus teléfonos y buscar hashtags. Ellos están ahí para disfrutar de una experiencia compartida con otros seres humanos. La mejor exposición de la marca en estas ferias, conciertos y eventos deportivos es también estar ahí y formar parte de la experiencia. Por lo tanto, tu marca se convierte en una parte integrada de la experiencia compartida.

Crear una experiencia auténtica

Al diseñar la promoción de marca en línea o fuera, la autenticidad es el nombre del juego. La gente siempre querrá probar la camiseta, probar el dulce o probar el auto antes de comprometerse plenamente a comprarlo. Cualquier cosa se puede pedir en línea en estos días, pero el compromiso no se hace realmente hasta que el producto llega a la puerta y está experimentado físicamente.

Aprovecha la oportunidad de una audiencia capturada y eleva la experiencia de marca. Muchísimo dinero en mercancías se pierde cada año por cuestiones de devoluciones.