Esto es lo que siempre vivo cada vez que me meto a Instagram y no sé por qué

08 November 2017

Ese momento en el que los simples mortales entramos a Instagram para perder parte de nuestro tiempo, se llena de cuestionamientos que parecen no tener respuesta.

¿Por qué esta persona usa tantos #hashtags?

Vale, todos sabemos que es para conseguir más likes, ¿pero en serio es necesario pedir la paz mundial en una foto que te has hecho delante del espejo de tu habitación?

¿Cuándo empezó esta persona a creerse modelo?

¿Con cuántos “me gusta” te contrata una agencia de modelaje?, ¿te van a buscar ellos o mandan un jet privado al aeropuerto por aquello de los paparazzi?

¿En serio pretende hacerme creer que esos jugos de apio, coliflor y calabaza están buenos?

Sabemos que no es bueno para la salud hacer todas las recetas que proponen páginas de Facebook como “Tasty”, pero no pienses que nos vas a convencer con ese jugo verde repleto de cosas horribles y que promete dejarnos oliendo la boca durante las próximas doce horas.

¿Por qué esta persona que no es rica ni trabaja se lleva todo el día de vacaciones?

¿Por qué ellos están en París y yo no? Y así, repitiendo la pregunta cambiando el destino del viaje.

¿Por qué cuando una persona le dice “guapa” a otra, la aludida no puede contestar simplemente gracias?

¿Hay alguna clase de norma? Porque es raro la vez que no se lee eso de “¡Qué guapa estás!” sin obtener respuesta alguna.