La ciencia dice que los altos tienen más posibilidades de triunfar que los bajitos

08 January 2018

Sin contemplaciones: los chaparros y gorditos están destinados a conseguir menos cosas en la vida que sus compatriotas altos y delgados.

Hemos sido directos con las formas de decirlo porque con estas sentencias tan delicadas lo mejor es no andarse con rodeos. Cuanto antes sepamos que ese 1,58 de altura nos va a reportar muy poco en la vida mejor. Y cuanto antes asumamos que nuestro enemigo de 1,80 de altura es todo un triunfador, también mejor. No hay que mantener la esperanza de que esto que estás leyendo sea pura invención de gente sin ideas en un día de mucho trabajo, no, lo avala la ciencia. No hay nada que hacer.

La ciencia ha hablado y el British Medical Journal lo ha publicado: a los altos les va mejor en la vida.

No quiere decir que a ti te vaya a ir mal si no superas la media estándar de altura, pero desde luego que, dejando a un lado su cuenta bancaria, a LeBron James le va mejor que a ti. Y tiene su lógica, medir casi dos metros te tiene que anticipar a los movimientos, desde esa altura se tiene que ver hasta el destino.

Según este estudio que analizó a más de 120.000 británicos de diferentes estaturas y pesos, sin tener en cuenta las facilidades o no en su crianza, las personas de mayor peso y menor estatura no tienen las mismas posibilidades de triunfar en la vida que quienes gozan de un volumen refinado y una altura considerable.

Es lo que se conoce como tamañismo: un término que se designa a las personas que pueden asegurar no haber tenido las mismas oportunidades personales, sentimentales y laborales que otras personas, por el mero hecho de no ser muy altos.

Timothy Frayling, profesor de genética humana en la Universidad de Exeter y conductor de este estudio sentencia: “La altura y la masa corporal juegan un papel parcial importante en la determinación de distintos aspectos socioeconómicos de una persona, como bien avala este estudio”.