Los pros y los contras de tramitar tarjetas de crédito adicionales

07 May 2018

Si tener deudas es terrible, tenerlas por culpa de alguien es peor. Eso sucede cuando tramitas tarjetas de crédito adicionales y los cotitulares no responden con los pagos. Por tal motivo, jamás hay que tomar este proceso a la ligera, por más atractivo que parezca el plan que te ofrecen en el banco.

A continuación les compartiremos algunos pros y algunos contra que arrastran este tipo de decisiones. Pero de entrada, les contamos que no son nada populares. Por poner números, el 76.2% de tarjetahabientes en México jamás han solicitado un plástico extra. Es más, únicamente el 9.4% de los mexicanos que no tienen tarjetas de crédito aceptarían tramitar un plástico adicional.

Pros y contras de tramitar tarjetas de crédito adicionales

Ente los pocos motivos para hacer este movimiento tenemos que casi siempre se hacen para una pareja. Esto sucede en el 66.7% de los casos. De ahí le siguen los padres con el 16.7% y luego los amigos con un 12.5%. Si tu caso es el mismo, se recomienda realizar este tramite sólo si es gratis y no tiene comisiones caras para ninguna parte.

En la mayoría de los casos, este movimiento llega cuando un familiar o alguien cercano aún no puede tramitar un crédito y lo necesita por algún motivo. Por su puesto, se aconseja fijar un monto límite de crédito para que no haya sorpresas de mal gusto. Aún así, ambas partes tendrán prácticamente todos los beneficios que ofrece una tarjeta de crédito.


Tal vez te interese: Mentiras comunes acerca del Buró de Crédito


Si hablamos de contras a la hora de tramitar tarjetas de crédito adicionales, notarán que son varios. De entrada, el titular adquiere la responsabilidad legal del plástico extra.

Por otro lado, el cotitular debe saber que el titular recibirá el registro de sus compras, esto para llevar un control de gastos, sin embargo, podría volverse algo incomodo. Además, el cotitular no podrá acumular historial crediticio ni muchos menos millas y puntos.  Más bien, todo esto irá para el titular.

Aunque en general de recomienda no tramitar un plástico extra, prácticamente se suplica no hacerlo cuando se tiene una relación inestable con el cotitular. También cuando no conoces sus hábitos de pago y sabes que no tiene una situación económica estable.