Según este estudio, las empresas deben contratar a gente que esté enamorada

12 July 2018

Que el amor mueva el mundo no es ninguna novedad. Pero lo que quizá no sabías es que también te puede hacer más rico, o por lo menos más productivo en el trabajo. La principal razón la da un estudio de la Universidad de Amsterdam que demuestra que estar enamorado potencia la creatividad. Es decir, el amor favorece el procesamiento global de la información que se realiza en el hemisferio derecho del cerebro. Y toda esa fuente de inspiración se traduce en más productividad en el trabajo.

Esa conexión con nuestro hemisferio derecho es muy poderosa a la hora de despertar nuestro lado más creativo. Nos permite interpretar señales, signos y metáforas. Y, también, nos da la capacidad de soñar y de comprender el significado oculto de las cosas. Vamos, que este hemisferio es el más artístico, original y rebelde de los dos.

Pero no es el único informe que se ha hecho sobre este tema. John Gallacher, académico de la Universidad de Cardiff, en el Reino Unido, hizo un estudio en 2015 y descubrió que las personas que están enamoradas tienen mejor actitud hacia la vida y por tanto son más productivas y optimistas. En cambio, las que no tienen ninguna relación tienen más estrés.

También te puede interesar: Este estudio te dice cómo recuperarte después de un error grave en la oficina

Y aún hay más: el amor romántico también desarrolla la perspectiva a largo plazo. De esta forma, podemos ser más planificadores y organizar mejor los tiempos para ser más eficaces.

Con todos estos argumentos, alguien debería comenzar a agregar filtros más personales en las entrevistas de trabajo. En una de esas te contratan por estar entre las mieles del amor.