Señales de que tu vida no es lo que querías pero así la disfrutas

29 June 2018

Hay que admitirlo, somos una gran farsa con el fin de sobrevivir al Siglo XXI. Estas señales, lo demuestran por completo.

Pones en inglés el título de tu nuevo trabajo en LinkedIn

Sabemos que se te dan bien las redes sociales, que has empezado como becario en una empresa para llevar su Twitter, pero quizás lo de Social Media Strategist Junior sobraba un poco, ¿no?

Hablas de directores de cine alternativo para parecer súper culto

No sabemos que manía tiene la gente con el cine sueco independiente, pero sabemos que no has visto ni el trailer de todas esas películas que dices y que cuando ponen Pretty Woman eres el primero en agarrar helado y envolverte en la cama.

También te puede interesar: Razones por las que jamás te deberías mudar de la Ciudad de México

Decir que hablas varios idiomas, incluido el portugués

Y el único portugués que has leído en tu vida es el que viene detrás del shampoo cuando estás en el baño y olvidaste tu celular afuera.

Dices que odias el reggaeton, casi cuestionando cómo esa música puede existir

Pero salir de fiesta y volverte loco cuando suena Maluma, Daddy Yankee, la Gasolina y otras tantas nuevas y viejitas.

Publicar algo en inglés en Facebook para que se note que “lo hablas”

Pero no sin antes haber pasado por Google Translator para asegurarte de que está bien escrito. No vaya a ser que además de inculto quedes como un imbécil.

Lamentar por Twitter la muerte de un cantante como SI fuese tu mayor referente

E ir a buscarlo en Spotify porque no sabías ni quién era y ni qué tocaba.

Decir “Aquí sufriendo” cuando subes una foto en la que se ve que estás de lujo en la playa/piscina

Y luego decir “Nah, estoy bien” cuando de verdad estás sufriendo por algo.