Si no tienes tiempo de ir al super así es como te puedes organizar y comprar

26 September 2017

Es una verdad innegable de la vida: hacer las compras siempre lleva más tiempo del planeado. En serio, ¿cuántas veces has mirado el reloj y te has horrorizado porque has pasado una hora eligiendo los productos de la semana y tienes tu tiempo contado? Aquí tienes algunos trucos para acelerar esta tarea y ahorrar tiempo.

 

Organiza la lista de la compra por categorías alimenticias

Mejora tu lista de la compra separando los productos entre lácteos, proteínas, congelados… Esta idea significa que solo tendrás que dar una vuelta para tener toda tu compra, y evitar ese molesto momento en el que te das cuenta de que te has olvidado de las galletitas saladas cinco pasillos atrás.

Compra sin compañía

Puede que comprar sea más divertido con compañía, pero tu acompañante puede que no tenga la misma prisa que tú. Otras personas pueden sumar más tiempo a tu proceso de decisión. Te lo pondrán más difícil física y mentalmente, teniendo que incluir sus decisiones dentro de las tuyas.

Vuélvete un habitual en tu tienda favorita

Es increíble cómo de rápido puedes moverte por la tienda cuando sabes exactamente dónde está cada cosa. Se acabó lo de leer el cartel de los pasillos. Nada de pasarse a preguntar. Si siempre vas al mismo sitio al final lo conocerás como la palma de tu mano, y empezarás a establecer una buena relación con los trabajadores.

Si no vas a hacer una gran compra, evita el carro grande

Cuando tienes más espacio, es más probable que lo llenes de productos, incluso si no estaban en tu lista. Si no puedes llevarlo en las manos, no te distraes considerando cosas que no estaban en tu lista de compras.

Compra solo en el perímetro de la tienda

Ahí es donde se encuentran las verduras, las proteínas y los lácteos, mientras que en el interior suele estar lleno de comidas procesadas. Si limitas tus viajes a la zona exterior de los pasillos, comprarás más rápido y más sano. ¡El doble de bueno!

Comprométete con las mismas marcas

Sí, puede que sea aburrido, pero es mucho más rápido. Puedes perder una hora mirando todas las opciones que tienes en las estanterías, solo pensando sobre los diferentes tipos de pan de grano entero, por ejemplo.

Acumula los congelados en una sola vez y los alimentos no perecederos una vez al mes

Si sigues esta regla y haces un viaje más largo cada mes, el resto de viajes serán más rápidos y menos caros porque solo vas a comprar alimentos frescos y perecederos. Y puede que esto signifique que tengas que añadir un viaje más a tus habituales, pero ahorrarás tiempo.

Elige tu cola para pagar sabiamente

Puede que tu primer instinto sea evitar a la persona con el carrito lleno, pero piénsalo. A veces, es mejor ponerte detrás de un carro con un cajero dedicado, que esperar en la cola a que cobre y ayude con las bolsas a un montón de personas en la caja rápida.