¿Sufres del “mal del puerco”? Con estos consejos dejarás de sufrir

04 October 2017

El maldito mal del puerco que a tantos ataca luego de una suculenta comida corrida de 55 pesos (70 si pediste carne asada o pechuga a la plancha) hace que las tardes en la oficina se vuelven eternas y muchos trabajadores no cuentan con el ánimo suficiente para realizar de forma eficiente todas sus tareas.

Por eso, te doy algunos consejos que debes tener en cuenta para combatir el sueño y hacer frente a las horas de trabajo de forma productiva:

Sal a tomar aire

Pasar muchas horas frente a una computadora bloquea nuestra mente y creatividad, lo que genera un cansancio generalizado. Lo mejor para renovar energías es levantarse del escritorio y caminar algunos pasos, salir afuera a tomar aire y desconectarse por un segundo, para luego poder volver a trabajar con nuevas energías.


Ingiere azúcar

El azúcar brinda energías que ayudan a combatir el sueño y nos permiten mantenernos despiertos y en movimiento. Ingerir algunos dulces o chocolates puede funcionar como una activador para la productividad. Su consumo debe ser controlado, ya que ingerir demasiada azúcar puede tener el efecto contrario.


Tomar café

¡Sí, café! Uno de los estimulantes preferidos por los trabajadores de oficina. El café no solo te mantiene despierto y activo, sino que también tiene propiedades que alivian las dolencias típicas de los oficinistas, como los de cuello y espalda.

Dedícate a una tarea divertida

Cuando sientas que el sueño te está ganando, puede deberse a las pocas ganas de realizar una tarea y no al cansancio que tengas. Todos los trabajadores prefieren unas tareas antes que otras, por lo tanto, si sientes que el sueño se apodera de ti, comienza con una tarea nueva que te guste. Verás cómo tus energías se renuevan.

Haz un poco de estiramiento

Levántate de tu escritorio y realiza algo de estiramiento en piernas y brazos. Estos pequeños ejercicios te ayudarán a reactivar la circulación en tu cuerpo y te darán nuevas energías que te ayudarán a terminar la jornada laboral como corresponde.

Siesta

El mejor remedio para una tarde de sueño es una siesta. El problema es que en muchos trabajos parece imposible realizar una, pero si cuentas con un sillón y algo de tiempo luego de tu almuerzo, apuesta por una siesta que te devolverá fresco para continuar la jornada. Programa bien tu despertador para no pasarte de tiempo: la siesta nunca debe durar más de 20 minutos.