Canciones de películas mexicanas que son mejores que sus historias

28 March 2018

Varias pelis mexicanas, además de rifársela en los 35 milímetros, también lo hacen en el estudio de grabación con rolas que, a veces, son más memorables que las propias cintas. Varias producciones reclutan a los artistas y bandas de moda quienes aprovecharon su talento para darnos estas rolotas.

También te puede interesar: Canciones con las que lloraste por alguien aunque digas que no

Natalia Lafourcade – “Amarte duele”

Cómo olvidarnos de nuestros Romeo y Julieta mexicanos, Renata y Ulises. Amarte Duele es una de las historias o tragedias románticas más exitosas de nuestro cine; claro, además de las boobies de Martha Higareda que seguramente ya son más famosas que la película y el soundtrack juntos.

Reyli – “Desde que llegaste”

Arrabamabamasei: ¿acaso alguien sabe el significado de esta palabra cuando canta esta canción? Tal vez no, pero aún así se la han dedicado a su pareja en turno cuando se ponen románticos en el canta bar godínez de su preferencia. ¿Al menos recuerdan la película para la que fue compuesta? ¿No? Probablemente ni el director de Ladies Night, bueno probablemente ni Ana Claudia Talancón, su protagonista.

Aleks Syntek – “Sexo, pudor y lágrimas”

¿Cómo olvidar la célebre frase de “lo mío, lo mío: es la chaqueta” de Demián Bichir? Sin duda esta canción hizo y sigue haciendo berrear a uno que otro, incluyendo a Aleks Syntek, aunque seguramente sus lágrimas son de felicidad ya que ha sido su mayor éxito en los noventa.

Control Machete – “Sí señor”

Es innevitable escuchar esta canción y sentirte bien malote, además de pensar en perros de peleas y en el Óscar que se le escapó a González Iñárritu como mejor película extranjera. No cabe duda que Amores Perros fue un parteaguas dentro de la cinematografía mexicana y el impulso al cine en nuestro país.

Marco Antonio Solís – “Si no te hubieras ido”

El himno al dolor después de un rompimiento. Si no has cantado esta canción y llorado por tu ex en alguna borrachera con tus amigos, después de las 3 de la mañana, no has vivido. Gracias Buki por regalarnos semejante joya y gracias a Y tu mamá también por hacer “cool” entre los jóvenes una rola grupera.