Cómo ser tu propio aliado para ser más responsable

18 June 2017

Es fácil posponer tareas y responsabilidades, pero si quieres tener éxito, necesitas responsabilidad. Mucho se ha escrito sobre el poder de la ayuda para lograrlo. Y aunque suena atractivo el tener a alguien a tu lado ayudando, tú puedes ser la mejor persona para ayudarte a llegar a donde quieres ir.

MIRA LA PREGUNTA DESDE LA PREGUNTA

Ser responsable requiere adoptar una nueva forma de pensar. Comienza por eliminar las preguntas que comienzan con “por qué”, “cuándo” o “quién”.

Cuando pregunta un ‘por qué’, entras en el pensamiento de la víctima. La culpa es el peor pecado dentro de las corporaciones porque apuntas con el dedo a tu propio equipo, Y eso daña la moral y la productividad.

En su lugar, vuelve esas preguntas con la intención de buscar la pregunta detrás de la pregunta, y estas preguntas comienzan con “qué” o “cómo”.

ENFOQUE EN EL “YO”

El siguiente paso para avanzar hacia la rendición de cuentas personal es comenzar declaraciones que contienen la palabra “yo” en lugar de “nosotros”, y esto requiere valor. Debes hacer diferentes preguntas, tales como: “¿Qué puedo hacer diferente hoy?”

TOMAR ACCIÓN

Después de cambiar las preguntas, tus respuestas deben contener acciones. Esto te lleva inmediatamente fuera del juego de la culpa, fuera del pensamiento de la víctima, y lejos de la procrastinación.

Las metas deben incluir acciones concretas. Si decides obtener más alegría de la vida o abrazar el presente, es difícil mantenerse responsable. Es más fácil ser responsable de una acción específica como ‘pasar al menos una hora por semana perdiendo el tiempo’ o ‘salir a caminar con mi perro todos los días’.