Con esto puedes motivar a los empleados de cualquier oficina

04 June 2018

Créelo o no. No todos los jefes en el mundo son buena onda o buenos en su chamba; hay quienes creen que lo son y solitos se echan flores. ¿Pero son líderes?. Como sea, algún día vas a llegar a serlo y para eso necesitas formarte como tal.

Mientras tanto, lee esto que la CCO de la Fundación St. Baldrick’s, Paolina Milana, considera que son las frases que todo jefe y líder debe aprender a compartir con su equipo de trabajo, ya sea para motivarlo, incentivarlo y sobre todo, cuidarlo, porque esa gente es la que hace posible que el negocio o empresa se mantenga a flote.

“No sé”

Esa es una frase clave en todo equipo de trabajo; aunque seas el jefe no es tu obligación saberlo todo. De hecho si ignoras algo te puedes apoyar con tu equipo de trabajo, para eso están. para ayudarse y motivarse entre sí. Decir “no sé” no es el fin del mundo; al contrario, es el inicio de uno nuevo.

“Di lo que piensas”

Pocas personas, sobre todo como jefe, se atreve a decir esto. Nadie quiere escuchar opiniones o críticas que son duras o realistas. Pero es algo necesario y un jefe tiene que saber lo que su equipo de trabajo piensa de ella/él.

Habrá quien quiera decirlo y habrá quien no, pero lo que se escuche servirá para fortalecer a un jefe y convertirlo en líder; llegar a los objetivos será más fácil.

“Te apoyo”

A menudo una persona como empleado tiene que tomar decisiones y no siempre son las adecuadas. Si hay un error hay que afrontarlo, pero lo peor es dejar a ese empleado solo y culparlo. El jefe tiene que decir “te apoyo” porque lo que pasó no fue un retroceso si no simplemente un escalón arriba para la próxima vez en que seguramente se va a mejorar. Esa dará seguridad a todos para afrontar su trabajo.

También te puede interesar: Qué hacer si le perdiste interés a tu trabajo y ya no te emociona

“No te preocupes”

Si cometiste un error en el trabajo y eso da a pie a consecuencias o quejas de clientes, lo mejor que un jefe te puede decir es “no te preocupes”. Lo que hiciste ya pasó y no hay forma de regresar al pasado para remediarlo. Lo que te queda es afrontar lo que sigue, pero sentirás alivio y respaldo si alguien como tu jefe te dice esa frase, te ayuda a resolver y no a perder el tiempo regañándote. Claro, si eres una persona que siempre se equivoca por no poner atención o ser distraído, la historia será otra.

“No”

Una de las cosas más difíciles en la historia de la humanidad es decir “no”. Ya sea en la oficina o en la vida común y corriente, decir esta sencilla palabra de una sílaba da un pavor tremendo, ¿por? Es de lo más sencillo.

Hacerlo te simplificará la vida y verás que en sí no pasa nada. Como jefe no tienes que estar en TODAS las juntas o supervisar todo, para eso contrataste gente, ¿no?

Steve Jobs decía que decir “no” era “innovar en otras mil cosas”. Y si lo ves detenidamente, así es: te quitas de distracciones y te enfocas en lo que realmente tienes que cumplir.