Esto es lo que necesitas si quieres ligar en la oficina y no morir en el intento

15 August 2017

En la chamba siempre hay alguien que vale la pena y tú debes lanzarte por ella, no importando cuanto te digan que será difícil y que corres un riesgo.
El ligue debe ser algo bien dominado por cualquier se humano.

7 Sé misterioso y discreto

Ligar en la oficina sí tiene un poco de peligro, por tal motivo debes llegar a ella con total precaución y discreción.

No debes permitir que toda la oficina sepa de lo que tienes en mente y sobre todo, de que ella o él se entere de tu interés a través de otros.

Por su bien y por tu bien.

6 Envíale correos

Si se trata de una oficina, ¡usa el correo electrónico!

La misma empresa te ha dado una herramienta para acercarte y debes aprovecharla. Pide ayuda o envíale algo que consideres apropiado para pasar el rato, la cuestión y punto importante es el sostener todo lo que le dices de manera virtual, en manera personal.

5 Hazte notar cada que sea posible

Debes comenzar a llamar su atención. Pidele ayuda con algo del trabajo, hazle alguna pregunta o llévale algún pequeño detalle como un gansito de la máquina expendedora, el chiste es que ella comience a saber quién eres y que note tu interés.

Las miradas y sonrisas son básicas y debes usarlas cada que te sea posible, claramente sin abusar y parecer un completo payaso.

4 Genera oportunidades de intimidad

Aquí entra completamente tu ingenio, pues debes idear planes para poder coincidir con ella en algún espacio del trabajo y tener un espacio de intimidad para conocerla mejor.

Checar a qué hora llega y a qué hora sale a comer, son cosas válidas en esto del ligue para así poder acercarte a ella. Así te la podrás encontrar en las escaleras, el elevador o algún pasillo.

3 Genera toda la conversación que te sea posible

Durante el ligue una de las cosas más importantes es la conversación, así que inicia por hablar sobre algo del trabajo y luego te sigues.

Tu deber es crear situaciones que te hagan estar en contacto con ella con más frecuencia, como por ejemplo prestarle algún libro que le recomiendes o el disco de alguna banda.

2 Invítala a salir un fin de semana o saliendo

Invitarla a salir es el paso perfecto para saber si debes seguir haciendo el esfuerzo o será mejor que te retires.

Muéstrale que tienes una vida fuera de la laboral y lo interesante que puedes llegar a ser. Aquí es muy importante que todo lo relacionado al trabajo lo dejes a un lado, porque estás intentando ligar; no ganarte una amiga en la oficina.

1 Sé directo

Las cosas como son, ya la invitaste a salir y debes mostrar todo el interés posible porque te gusta.

Esto no se trata de estarle llevando flores y chocolates “hasta que afloje”. Dile que te cae muy bien y que está muy guapa, te llama la atención y quieres salir con ella… muchas, muchas veces.