Consejos para elegir a tu hombre ideal

15 February 2018

Encontrar a la persona ideal para ti, no es algo imposible. Basta con prestar atención a ciertos detalles y no desesperarse.

Te tiene que respetar, tanto tu cuerpo como tu forma de ser

Si quieres ir despacio debe aceptarlo y no forzarte a hacer algo que tú no quieras. De hecho al no hacerlo verá que es mejor que todo se dé de forma natural y sin obligar nada; de hecho eso es lo que en verdad es una relación.

Tiene que ser él mismo

Esos hombres que de repente les gusta lo mismo que a ti y a la mañana siguiente no, no valen la pena. Está claro que están intentando conquistarte fingiendo ser alguien que no son. Triste pero cierto.

De hecho si andas con esa persona, luego de unos meses podrías llevarte una mayor decepción por darte cuenta de que no es quien tú pensabas.

Tiene que ser maduro y tener una estabilidad emocional

Claro que la madurez no es una obligación, pero quizá la vida y la experiencia de las relaciones lo han llevado a senderos de comprensión y cariño.

Los hombres que buscan olvidarse de sus ex en tus brazos, no, no. Olvídate de ellos.

Que sea un amigo

Lo mejor es empezar como amigos y después ir avanzando. Construir una buena amistad, compartiendo gustos y experiencias; siempre y cuando tengan claro que están en esa “relación” para conocerse y así crecer juntos para eso de ya hacerlo “oficial”.

Que te preste atención, se preocupe por ti y muestre interés

Si un hombre te atrae pero tienes ciertas dificultades para mantener una conversación o compartir tus sentimientos, es bastante probable que la relación no funcione. De hecho eso puede ser una señal de inseguridad de su parte, y no que esté mal pero a veces ni siquiera aceptar lo mencionado, ayuda a la relación.

Te tiene que gustar por dentro y por fuera

Por muy guapo que sea si luego es más zoquete que un burro, pues como que no…

Tiene que potenciar todas tus cualidades y ayudarte a ser mejor persona

Si estás al lado de un hombre que te denigra, y te trata mal. ¡Sal corriendo y no vuelvas jamás a su lado! Eso está más que comprobado en la vida que no hay un desenlace feliz en una relación de ese estilo.