Cosas con las que tienes que luchar si eres el “líder” del grupo de amigos

05 March 2018

Hartos, así estamos todos aquellos que nos dedicamos a liderar grupos. Bueno, liderar es un concepto demasiado idealista; digamos, mejor, aquellos que lidiamos proactivamente con nuestros amigos tortuga para conseguir un mísero plan juntos.

No pienses que eres el único o la única que padece ‘el síndrome de la tortuga’; por desgracia, en el mundo hay millones de personas molestando a la única persona que alimenta sus agendas.

Las preguntas

“¿Quiénes van?”. “¿Como a qué hora?”. “¿Luego irán a otro lado?”.

También te puede interesar: Guía para tener un [email protected] con derechos y no arruinar la amistad

Cuestiones innecesarias que rozan el milagro de la clarividencia… “Y yo qué carajo sé.”

Las no respuestas

No sabemos si preferimos las preguntas o los silencios. De los 32 miembros del grupo nadie sabe si quiere o no. El silencio es la nueva moda y debemos actuar de inmediato.

La negativa general

Sí, ese momento en el que a uno le va mal quedar y arrastra a los demás. O peor, ese momento en el que uno que no quiere dice que sí ante el no general para quedar bien. Estamos en el punto de las malas intenciones, no se puede perder detalle…

La maldita duda

“No sé, luego te digo”. “Vamos viendo”.

No hay duda que no venga precedida de preguntas, y no hay un grupo sin eternas indecisiones. Sí, el gran mal de la pandilla nace de la procrastinación. Asúmelo, un no sé es un no en toda regla.

El boicot porque sí

Habíamos comentado lo de las malas intenciones. En todo grupo hay un ser que por cuestiones de calendario o de hormonas irrumpe para arruinar todo aquello que propongas. Da igual el qué, siempre se venderá al mejor postor y provocará la negativa general.

La alternativa

Entre los impostores del grupo siempre hay algún ego que por razones de la vida necesita del grupo en ese momento. Ahí es cuando toma la alternativa y te suplanta con la intención de beneficiarse de la masa. En ese momento, tú serás Miss Boicot.

La ausencia

No dice nada, no está, no contesta, ni siquiera da señales de vida ni tiene intención de enterarse de ningún plan. ¿No sabes cómo eliminarle del grupo? Crea otro.