Cosas que realmente piensan los hombres en la primera cita

09 March 2018

Pueden hablar y decir lo que quieran, pero no saben cómo funcionamos realmente los hombres durante la primera cita. Esperamos que esto abra un poco el panorama.

En el momento de pedir algo para tomar

Lo que tú pides: un gin-tonic elaborado (de esos que parecen una ensalada a ojos de los no expertos) de precio alto para mostrar tu estabilidad económica y que entiendes de cócteles.

Lo que en realidad gustaría pedir: Una coronita por aquello del precio. Si se puede, una caguama a precio de distribuidor.

También te puede interesar: Detalles en una mujer que terminan por enamorar a cualquier hombre

Durante la conversación

Lo que preguntas: ¿A qué te dedicas? ¿Qué sueles hacer en tu tiempo libre? ¿Te gusta viajar?

Lo que te gustaría preguntar: ¿Eres de las que ve Acapulco Shore? ¿ChocoMilk o Nesquik? ¿Taco con doble tortilla o sin ella? ¿Eres de las que no para de hablar cuando ves una película?

Cuando ella utiliza el teléfono

Lo que haces: no le das importancia y finges que ni te has dado cuenta.

Lo que realmente piensas: ¿A quién estará escribiendo ahora? ¿Por qué sonríe? ¿Tan mal va esto?

Cuando te da una patadita debajo de la mesa sin querer

Lo que haces: no le das importancia, como si no hubiera pasado.

Lo que realmente piensas: lo hizo adrede seguro, voy a acercar un poco más mi pie a ella porque está claro que le gusto.

Cuando te has distraído, te has desconectado de la conversación pensando en tus cosas y no sabes lo último que te ha dicho

Lo que haces: sonreír, asentir y sacar otro tema de conversación rápidamente.

Lo que realmente piensas: espero que no me haya hecho una pregunta porque no sé de que estamos hablando.

Cuando se van a despedir

Lo que haces: hablan de lo bien que se la pasaron y te vas acercando poco a poco, con miedo a que se haga hacia atrás cada que te acercas, hasta que por fin la besas… o lo intentaste y te rechazó.

Lo que realmente piensas: definitivamente en las películas esta parte parece más fácil. Además ahora es la parte en la que me dice que si quiero tomar la última copa en su casa, ¿no?