Cosas que vives a diario si eres muy tímid@

16 April 2018

Si eres de los que agachaba la mirada cuando el profesor preguntaba, de los que se pone colorado con sólo una mirada o de esos que se quedan en la silla en una fiesta, probablemente esto este escrito para ti.

Has dejado de saludar a personas porque no tienes muy claro si se acuerdan de ti o no lo hacen

No es que seas un maldito de esos que no saludan, es que eres un tímido de esos que no saludan.

Te pones rojo como un tomate cada dos segundos

Estás tan normal, cuando, de repente, notas unos ojos sobre tu rostro y oyes que te están llamando al pizarrón o indicando que ha llegado tu hora de presentar y bueno, más que persona pareces tomate.

También te puede interesar: Cosas que solo vas a aprender cuando te vayas a vivir absolutamente sol@

Hablas muy rápido cuando tienes que hacer una presentación o cuando hay mucha gente escuchando porque quieres que esa tortura acabe ya

¿Tú eres capaz de leer un discurso de dos hojas en menos de tres minutos y a frase por segundo?¿No?¿No? Los tímidos sí.

Has pensado muchas veces “Si no va tal, no voy yo”

Y no has ido, aunque es probable que luego te hayas arrepentido.

Te has perdido por no ser capaz de preguntar una dirección a un desconocido por la calle

Eso del contacto humano no es lo tuyo.

Fiestas solitarias

Te has quedado solo, parado en medio de una fiesta y a punto de un ataque de nervios porque no sabías con quién ni de qué hablar.

Nunca sabes cómo reaccionar cuando eres el centro de atención

Es un duro golpe para el que absolutamente nadie te prepara.