Estas películas románticas nos rompieron el corazón con su final y no podemos con ello

12 January 2018

Estamos acostumbrados a ver que el amor siempre triunfa al final de película. Que de una manera u otra, los protagonistas terminaron juntos y el amor siempre debe triunfar. Y justo esas ideas y clichés, nos hicieron creer que con estas pasaría lo mismo.

Vaya sorpresa y sufrimiento cuando los créditos comenzaron a salir y la historia nos rompió el corazón. Ah, si no han visto alguna, guarden el título y véanla. Les vamos a arruinar el momento con spoilers si siguen leyendo esto.

Empezar Otra Vez

A grandes rasgos, esta película cuenta la historia de un productor musical fracasado y el descubrimiento de una joven con talento pero con problemas amorosos. Ambos se encuentran en el momento perfecto y podría parecer que es el destino el que los ha unido para ayudarse y volver a comenzar.

Durante toda la película van creando cierta química que se ve bastante clara y de la que sólo estamos esperando que se consuma en un beso o en acto de amor. Los malditos nos dejan con las ganas y no pasan más allá de las miradas. Ambos saben que hay algo y lo dejan morir. Una tristeza.

The Lobster

En un mundo futurista donde estás obligado a conseguir pareja para no ser convertido en animal, un hombre destinado a ser una langosta, escapa del régimen y encuentra al amor de su vida. El más puro amor se pone a prueba y nosotros nos quedamos con las ganas de saber qué pasó después.

Blue Valentine

Aunque en realidad se trata de una película de desamor, merece su mención porque nos mantiene con la esperanza. Gracias al hecho de mostrarnos cómo era de perfecta su relación, queremos que al final terminen juntos y que todo haya sido sólo un mal rato.

Bueno, eso nunca pasa.

Like Crazy

Felicity Jones y Anton Yelchin protagonizan una historia de amor que muchos hemos querido vivir… hasta que todo se complica.

Una británica en Estados Unidos, encuentra al amor de su vida. Por cuestiones migratorias, debe regresar a su país y con ello se inicia una serie de eventos tristes que van arruinando una perfecta relación. Y sí, ese final. Ese maldito final.

Celeste and Jesse Forever

Celeste y Jesse son dos mejores amigos que se aman y decidieron hacer lo correcto: casarse. Un día pensaron en que ya no funcionaba como antes y decidieron hacerse a un lado, sin embargo nunca se separaron de manera real. El amor siempre estuvo ahí y uno como espectador espera que se dejen de tonterías y estén juntos porque se aman.

Nunca nos dan gusto, pues ella básicamente lo aleja de su vida, cuando lo quiere de vuelta, es imposible. Maldita vida.