Estas son algunas verdades de vivir solo que todavía no quieres aceptar

16 August 2017

Dices que te encanta vivir solo, sin roomies, sin papás, por que tienes toda la libertad del mundo, eres independiente, puedes hacer lo que quieras en tu casa, etc.

¡MENTIRA! La verdad es que te mueres por vivir con roomies.

Hablas con tu mascota más que con tu mamá

Estás más solo que un náufrago y la única cosa que te espera llegando a tu casa es tu mascota. No te mientas, a tu linda mascota no le interesa tu vida, solo quiere que le des sus croquetas y que le limpies la arena.

SOLO COMES CHATARRA Y ESO TE ENCANTA

No hay más qué decir: la primera noche en tu depa intentaste cocinar, pero ahora ya estás más acostumbrado a llamar al güey de las pizzas que a tu [email protected]

LO MÁS QUE HACES ES CHECAR TUS REDES SOCIALES Y YA

“Me encanta pasar tiempo conmigo mismo”. Ja-ja-ja-ja. Por supuesto que no.

Tu vida social es súper aburrida, y la verdad es que a nadie le interesa escuchar tus aventuras cotidianas. ¿Pero qué tal van tus likes gracias a los miles de hashtags que usaste en tu última foto en Instagram?

LOS DOMINGOS SON UN VERDADERO INFIERNO…

No tienes nada que hacer. Rezas en secreto para que este día no llegue, o peor, agarras la peda desde el viernes para que no tengas que enfrentar la triste realidad el domingo. Estás SOLO.

Llevas 3 meses sin cambiar el foco del clóset, del refri, o del baño

Por que a nadie, ni a ti mismo, le importa si vives en una cueva y en la oscuridad eterna.

EN LAS NOCHES SIEMPRE ESCUCHAS RUIDOS EXTRAÑOS

Estás SOLO. Ruidos extraños. Se apaga la luz. MIEDOOOO, y obvio nadie esta ahí para abrazarte.