La historia de cómo nació Netflix luego de no poder regresar un VHS

20 March 2018

Reed Hastings, fundador de Netflix gusta de contar como anécdota que: se le ocurrió fundar Netflix después de tener que pagar una multa a su videoclub de Silicon Valley, por no entregar a tiempo un VHS de Apolo 13.


Te puede gustar: Ideas de negocios de medio tiempo que te salvarán la vida

Aunque su socio Marc Randolph desvela que el asunto de Apolo 13 fue una exageración para hacer la biografía de Netflix algo más atractiva, ya que solo tuvieron que tomar un par de buses para lograr entregarlo, pero la pereza les ayudó a desarrollar la idea de su negocio.

El País cuenta que Hastings ya tenía en mente montar un negocio en el que la gente pudiera alquilar películas, en VHS o como fuera, por correo ordinario. Era como lo que hacía el Venca con la ropa en España, pero con viaje de vuelta. “Fui a una tienda de música de California, me envié CD a mí mismo. Solo un disco en un sobre [sin caja]. Fueron 24 largas horas hasta que el correo llegó a mi casa. Abrí el sobre y estaban en perfecto estado. Fue un momento muy emocionante”.

Randolph y Hastings comenzaron con un catálogo inicial de casi 1.000 títulos y una propuesta que fue una de las primeras claves de su éxito: se podía devolver el DVD hasta una semana después, aunque fuera de estreno. En ese momento, lo clientes de un videoclub estaban obligados a devolver lo alquilado en 24 o 48 horas. El modelo de Netflix ahorraba todos esos viajes a la tienda física y daba más margen para disfrutar de la película, gracias al correo.

Así fue como nació la plataforma que ahora lidera el mercado del stream de series y películas, que tuvo que adaptarse luego de la muerte del DVD. Este es un gran ejemplo de cómo los negocios se tienen que adaptar a su tiempo para evitar desaparecer.