Muertes tristes del cine por las que lloraste y todavía lloras

04 July 2018

Este boom contiene spoilers y… mucho dolor de por medio. Llegar al final sin siquiera haber derramado una lagrimita es no tener alma.

Han Solo en The Force Awakens

Algunas personas lo vieron venir, pero el fan promedio jamás se lo esperó. Han Solo, el héroe predilecto de muchos, de la trilogía original de Star Wars, murió. ¿Qué es peor? Que fue asesinado por su mismo hijo, Ben Solo.

La escena es una de las más escabrosas e impactantes en la historia de la saga que George Lucas creó. El ritmo, la fotografía, las actuaciones, la música… Todo hace de esta muerte una para derramar la lagrimita.

Marley en Marley & Me

Pocos en el mundo pueden no haber vivido una experiencia así en la que perdieron a un ser querido como lo es un perro. Esta película retrata toda una vida con una mascota, su crecimiento, al mismo tiempo que la familia también crece.

El desenlace es muy doloroso, más todavía si te identificas con la situación.

También te puede interesar: Las 7 películas que todos debemos ver este verano

Apollo Creed en Rocky IV

Jamás te ibas a esperar que Apollo Creed, el mejor amigo de Rocky, muriera por pelear contra Ivan Drago, el boxeador ruso que parecía invencible. La muerte se resiente más cuando ves como está siendo golpeado, pero todavía maldices a Rocky quien no avienta la toalla, y todo porque le hizo una promesa a Apollo: no detener la pelea.

John Coffey en The Green Mile

Después de ver gran parte de la película donde John Coffey aparenta ser un asesino en toda la expresión de la palabra, te das cuenta que es el ser más dulce y amable del universo.

Acusado por un crimen que no cometió, es condenado a la silla eléctrica. Nada puede probar su inocencia y tú, al ver esta escena, prácticamente te deshaces y el corazón se te hace chicharrón.

Ellie Fredicksen en Up

La esposa del señor Fredicksen, Ellie, pierde la vida en una etapa muy temprana de la cinta. De hecho eso es el catalizador para la trama… Aún así, su ausencia se resiente durante toda la película gracias a ese montaje inaugural que nos atrapa y luego, nos destroza con su fallecimiento. Snif.

Fredo en The Godfather II

The Godfather II es una película que deja ver a Michael Corleone, líder de la mafia, como un ser vil y despiadado. La prueba está cuando manda a matar a su propio hermano Fredo. Quizá tuvo sus razones, pero… todos lloramos cuando el pobre de Fredo, un personaje inepto y aparentemente inofensivo, es asesinado.

Mufasa en el Rey león

Todos nos vimos sorprendidos, afectados y nos paralizamos, al presenciar la muerte de Mufasa, el rey de la selva y, al mismo tiempo, uno de los padres más leales de todo el cine.

Su muerte nos marcó… y he de ser sincero. No fue fácil seguir viendo la película pero, bueno, todos conocemos el final y afortunadamente es muy feliz.