Pasos para armar la oficina perfecta en casa

04 August 2017

Si eres de los que pasa la gran mayoría de su tiempo recluida/o en casa trabajando por aquello del home office, entonces deberías darte la oportunidad de tener tu rincón sagrado dedicado al labor.

Para armarlo, toma en cuenta los siguientes puntos.

Busca un buen espacio

Procura que sea un lugar amplio el que vayas a dedicar a tu zona de trabajo. Si es demasiado pequeño, sólo será un estorbo que no motiva a la creatividad y que te hará caer con algún distractor.

Invierte en tu espalda

Tal vez no tenías idea de que una silla pudiera costar tanto, pero valdrá la pena la inversión. Tu espalda y tu comodidad te lo van a agradecer.

Dale un toque hogareño

Estás en tu casa, no en un edificio rodeado de miles de Godínez. Siéntete con la libertad de poner un planta por ahí, un tapete por allá y la foto de tus padres por aquí.

Espacio bien iluminado

Si el lugar donde decidiste construir tu nido laboral no cuenta con la mejor iluminación, invierte en ella. Esta te será de gran ayuda cuando estés por tirar la toalla.

Imprime el sello personal

La oficina en casa es el pretexto ideal para ubicar ese adorno que no pondrías en el escritorio de alguna oficina Godín.  Algún juguete de la infancia, un mouse pad de Mickey Mouse o lo que se te ocurra; pero que imprima tu personalidad.

No abuses de la informalidad

Procura que el espacio se mantenga como zona de trabajo y no como una mesa que ocupas para mandar correos y tomar café. Coloca algunos logros como diplomas y cosas de papeleria que le den seriedad a tu oficina.

Aleja todo tipo de comodidad

Es un espacio de trabajo, no una zona de recreación y descanso. Aleja todo tipo de distractor que te invite a descansar como ese cómodo sillón de la sala o como tu cama. Sólo si no te queda de otra, es permitido ubicar tu escritorio cerca.