Películas aterradoras que te va a dar “cosa” verlas pero las necesitas en tu vida

15 May 2017

Hay muchos componentes que hacen que una película de terror sea un completo éxito, y uno de los componenetes más importantes es el gore.

Algunas películas desde el inicio son un destripamiento desgarrador mientras que otras tienden a ir un poco más suave. Como sea siempre son brutales y aquí hay recuento de las que más se han quedado en nosotros.

Hostel II

La mayoría de las películas dirigidas por Eli Roth tienden a ser bastante sangrientas, y eso lo dejó claro con con dos películas que acercaron el cine gore a un público que estaba acostumbrado a cosas bastante suaves.

En este caso, la segunda parte de Hostel dejó en pañales a la primera y es hasta hoy, el trabajo más sangriento en el que Eli Roth haya estado involucrado.

Laid To Rest

Dirigida por Robert Hall, Laid to Rest tiene a estrellas como Bobbi Sue Luther, Kevin Gage, Sean Whalen y Nick Príncipe.

Se trata de una de las películas más subestimados del género. Donde en un hermoso argumento donde a diferencia de otras películas del género, no hay explicación para las acciones del asesino; esta brutal película presenta algo nuevo.

Las muertes son únicas y hay sangre por todos lados. La escena de abajo es una de las mejores escenas de matanza que el cine ha visto.

Braindead

Otra película de zombis en la lista que puede ser incluso considerada como algo cursi, pero no te dejes engañar.

La película está llena de escenas gore y sangre que es digna de ver. Desde un bebé zombie que rompe la cabeza de una mujer, un hombre destruye una habitación llena de gente con una cortadora de césped y mucho, mucho más gore. Tú tienes la última palabra:

Martyrs

Una historia de venganza siempre hace que una película de terror pueda ser interesante.

En este caso, Martyrs, dirigida por Pascal Laugier, es sin duda una de las historias de venganza más sangrientas disponibles para el placer visual.

Audition

La historia de la muchacha bonita con tendencias asesinas ya se ha hecho en algunas ocasiones, pero todas están lejos de lo sangrienta y brutal que es esta de 1999.

Las escenas con el hilo son un poco duras, incluso para los adictos a la sangre derramada en películas gore.