Películas que fueron remakes de remakes pero que nos quisieron vender como “originales”

16 April 2018

Estas películas tuvieron su versión original; luego alguien volvió a hacerlas y se sabía que eran remakes. Pero después alguien tuvo la misma idea solo que esta vez no dijeron que eran remakes… pero sí eran remakes de remakes. ¿Quedó claro lo de los remakes?

Star Wars

La original: The Hidden Fortress (1958)
El remake: Star Wars (1977)
El remake del remake: Star Wars: The Force Awakens (2015)

Decepción absoluta. Eso es lo que vas a experimentar cuando te enteres que la primerita de Star Wars (1977) no es original… del todo. Siempre se ha dicho que George Lucas tomó elementos de muchas cosas, entre ellas Flash Gordon, pero si ves la peli de The Hidden Fortress, verás que en realidad esa peli de Akira Kurosawa es prácticamente de donde Lucas sacó el esqueleto de su exitosa franquicia. ¿Te suena esto de un joven japonés y granjero que tiene que rescatar a una princesa?

Bueno, y The Force Awakens… un vil refrito de A New Hope.

The Magnificent Seven

La original: Seven Samurai (1954)
El remake: The Magnificent Seven (1960)
El remake del remake: The Magnificent Seven (2016)

Si he de recomendar alguna debe ser la de Seven Samurai, la original. El remake se basó en esa para adaptarla al viejo oeste y fue del gusto del público estadounidense. Sí, tuvo un éxito discreto, y el remake del remake fue bastante cumplidor y sin repercusión. Tuvo un gran elenco y todo pero es palomera. Vete a la fuente.

También te puede interesar: A estos pósters de películas les quitaron los títulos y lucen mejor que antes

The Wizard Of Oz

La original: The Wizard Of Oz (1925)
El remake: The Wizard Of Oz (1939)
El remake del remake: The Wiz (1978)

La peli más presente del Mago de Oz es la de 1939. Quizá sea así por las generaciones de tus bisabuelos y abuelos. Sabemos que fue muy interesante porque para ser 1939 se trabajó de forma increíble en la producción. Muchas décadas después (cuatro para ser exactos) se hizo un remake (que ya era el remake del remake) pero con Michael Jackson actuando. ¿El veredicto? La de 1978 es un poco más creativa y con más ganas de aventurarse a no seguir el pie de la letra a la peli de 1925.

The Thing

Las más conocida y célebre, es el clásico de 1982 con John Carpenter como director; recomendable al máximo. La de 1951 es una que solo encontrarás en blanco y negro, atrayente e interesante pero nada como la ochentera, en la que Carpenter logró explotar al invasor alienígena con terror y una gran estética al momento de filmarse.

La de 2011 es… entretenida pero es claramente una copia de la del 82, aunque la quisieron vender como una precuela, pero cuando las veas te darás cuenta que ni a eso llega. Si las quieres ver en orden para comparar, vete así: 82, 11, 51.