Razones por las que estas pelis jamás se debieron filmar

02 July 2018

Al principio parecían una buena idea, pero no contábamos con que los guionistas iban a tener malas ideas para el producto final.

Jurassic Park: The Lost World

Jurassic Park fue increíble, de verdad que lo fue, y eso hizo que demandáramos por una secuela. Pero al momento de su producción, los guionistas pensaron que era una gran idea inventarse otra isla dentro del universo del parque temático, donde también habían dinosaurios. ¿Por? ¿Qué tan difícil era regresar a donde todo comenzó? Eso si me hubiera tenido interesado.

El resultado ya lo sabemos todos, incluso ese horrible final de un tiranosaurio en San Diego… algo así como King Kong en Nueva York.

A Good Day To Die Hard

¿Por qué? De veras, ¿por qué? Todo iba más o menos bien con Die Hard, al menos hasta la cuarta que estuvo aceptable. ¿Pero la quinta?

John McClane se encuentra con su hijo quien, según él, es un agente encubierto… Pfff. Obvio conforme avanza la trama se nota que esta cinta sólo se hizo para sacar más dinero; jamás se preocuparon por los fans.

También te puede interesar:  Las 7 películas que todos debemos ver este verano

Catwoman

Y la cereza en el pastel se la lleva Catwoman, la horrible película que tuvo a Halle Berry como Selina Kyle, supuesta enemiga de Batman. Pero eso último es lo que más molesta, ¿todo ocurre en el mismo universo que el de Batman? Si es así, porque no salió… y a decir verdad, qué bueno. Hubiera hecho el oso si salía en esta producción hecha con tres pesos.

Terminator Genisys

Los fans empedernidos de Terminator aún tenían la esperanza de que pudiera llegar un buen director para salvar la franquicia que, de alguna manera, se deformó con instancias NO TAN buenas como las primeras dos. Por eso, esta quinta instancia pintaba para algo de verdad, increíble.

Qué decepción nos llevamos. No sólo arruinó la línea de tiempo de las cintas que dirigió James Cameron, si no que no se ve cómo pueda haber más películas y arreglar el fiasco.

Superman Returns

Esta película puede ser vista desde dos puntos de vista: el primero es que es una secuela para las cintas originales de finales de los setenta, de Superman. Y el segundo y más polémico es que esperábamos una producción en la que el hombre de acero peleara y luchara contra enemigos con poderes, y eso jamás pasó… El superhéroe de azul y rojo quedó como blando y sentimental.

He ahí la controversia.