Cosas increíbles de vivir con el roomie perfecto

04 November 2016

Existe la familia con la que naces y luego la que eliges. Compartir casa o departamento tiene muchísimas ventajas cuando tienes una familia y puede ser una de las mejores experiencias de tu vida. Claro… eso si consigues a un roomie perfecto.

Hay personas que probablemente estén “bien”, pero en realidad no le aporten nada a tu vida. Aquí te decimos por qué vale la pena hacer el esfuerzo para encontrar al roomie perfecto.

7. Cero dramas

¡Sí se puede! Cuando encuentras a una persona que además de ser extremadamente compatible contigo, también es lo suficientemente flexible para dejar pasar algunas cosas tu vida se vuelve extremadamente sencilla. Y si hay problemas verás que los arreglan con una conversación civilizada y listo.

6. Sana convivencia

No es lo mismo cohabitar que convivir. A veces puede ser un tanto deprimente llegar a casa y estar “a solas con alguien”. Si no tienes puntos en común y una buena dinámica con tu roomie bien podrías vivir con un maniquí.

5. Cuentas claras siempre

La primera y más grande clave para vivir en paz con alguien es que todos los asuntos financieros estén en orden. El roomie perfecto jamás te pedirá prestado o se hará “guaje” con su parte de la renta o servicios. ¿Sabes lo cómodo que es vivir sin este tipo de preocupaciones?

4. Sabios consejos

Cuando vives con alguien con quien generas lazos profundos a veces esa persona puede llegar a conocerte más que tú. Las perspectivas que te puede dar sobre tus problemas y conflictos pueden ser mucho más profundas que las de muchos de tus amigos que no ves tan seguido.

3. Amistades De Por Vida

Los vínculos que generas en tu vida adulta puede ser más profundos que los de todo tu pasado. Una buena relación de roomies puede convertirse en una amistad que te acompañe en las etapas más largas de tu vida.

2. Aprender Cosas Nuevas

Vivir con alguien puede ser una llave mágica para adquirir conocimientos y habilidades. Si encuentras a alguien que comparta tu profesión seguro le aprendes más de un truco y si no, probablemente le aprendas al menos una buena receta de cocina o remedio casero.

1. Un hogar

No es lo mismo una casa que un hogar. Sentirte cómodo siempre y en cada rincón de tu casa es sumamente importante. Cuando encuentras al compañero perfecto para tu casa no te da pena ni reparo llevar a quien sea, hacer fiesta, estar en piyama o simplemente dejarte fluir. Esa paz y comodidad no se cambia por nada.