Según un estudio lo que necesitas para olvidarte del estrés es meditar y… meditar

06 June 2018

Si quieres reducir la ansiedad, aumentar tu concentración, mejorar el funcionamiento de tu cerebro o simplemente buscar un rinconcito de paz para relajarte del estrés que experimentamos día a día, la meditación es una cosa que necesitas.

Reduce el estrés

La revista Health Psychology publicó una investigación en la que se demuestra que la atención se asocia a sentirse más relajado, porque está relacionado con la disminución de los niveles de la hormona cortisol, que se libera como respuesta al estrés.

Tienes mayor control de tus emociones

La meditación consciente te ayuda a sentirte más centrado, pero ¿sabes por qué? Esta práctica permite que el cerebro tenga un mejor control sobre el procesamiento del dolor y las emociones. Un estudio publicado en el diario Frontiers in Human Neuroscience indicó que esto se logra a través del control de los ritmos alfa corticales.

También te puede interesar:

Es un plus para el momento en que quieras bajar de peso

Si estás haciendo dieta o ejercicios para bajar de peso, deberías complementar tu rutina con la práctica de la meditación. Los resultados de una encuesta realizada por Consumer Reports y la Asociación Americana de Psicología arrojó que el entrenamiento de la mente se considera una buena estrategia para la pérdida de peso.

Vas a dormir mejor

Un estudio realizado en la Universidad de Utah encontró que el entrenamiento de la mente no sólo puede ayudar a controlar mejor nuestras emociones y estados de ánimo, sino que también puede ayudar a dormir mejor por la noche. “Las personas que reportaron niveles más altos de atención describen un mejor control sobre sus emociones y conductas durante el día. Además, el aumento de la atención plena se asoció con una menor activación en la hora de acostarse, lo que podría tener beneficios para la calidad del sueño y la futura capacidad de manejar el estrés “, señala la investigación.

Te protege de enfermedades mentales

Una investigación realizada en la Universidad de Oregon demostró que la formación integral cuerpo-mente -que es una técnica de meditación- puede generar cambios en el cerebro que pueden ser protectores contra las enfermedades mentales. La práctica de la meditación estaba relacionada con el aumento de conexiones de señalización en el cerebro y de su tejido protector (mielina).