Si eres de los que habla solo todo el tiempo, no estás tan mal como piensan

18 May 2017

Si como nosotros, también tienes episodios recurrentes en los que hablas contigo mismo/a en voz alta y crees estar perdiendo la cabeza, te tenemos buenas noticias.

Un estudio publicado en el Quaterly Journal of Experimental Psychology y recogido por la BBC, “hablar en voz alta ayuda a un adulto en la búsqueda de objetos perdidos”. Tal y como concluyeron los investigadores de las universidades de Wisconsin-Madison y Pensilvania, “las etiquetas verbales pueden cambiar un proceso perceptual continuo”, y si estás buscando un objeto y no paras de repetir y escuchar la palabra que lo define, nuestro sistema visual podrá convertirse temporalmente en un mejor detector de dicho objeto. Por ejemplo, si estás buscando un lápiz y no paras de repetirte la palabra, tendrás mejores resultados que si sólo pensaras en ella.

Otros estudios demuestran que la gente que usa este tipo de “habla autodirigida” se concentra mucho mejor en las tareas que están llevando a cabo. De ese modo, el lenguaje ayuda a estimular la percepción y a focalizar la atención en nuestras respectivas obligaciones. Y también se encuentra estrechamente ligado a la memoria, la cual incrementa y asiste a partir del procesamiento visual cerebral.

Sabiendo todo esto, que ya no te den pena esos lapsos de charla interna en voz alta.