Si no puedes dormir necesitas ver estas pelis que, además, son excelentes

13 June 2018

El sueño no siempre está ahí. A veces, tras vueltas y vueltas o innumerables conteos y pensamientos, el sueño simplemente no hace acto de presencia y nos vemos en la necesidad de buscar la respuesta que nos lleve a él. Estas son algunas opciones.

After Hours (1985)

Una perfecta aventura urbana por si te gusta la comedia negra y sueñas con esa extraña noche después del trabajo. Te va a tener muy entretenido por lo que si quieres dormirte, quizá no la debas ver.

Waking Life (2002)

Un anónimo protagonista mantiene conversaciones con personas distintas que parecen entrar y salir de su vida arbitrariamente. Una frase, “dream is destiny” (el sueño es el destino), expresa la idea básica de la película: atreverse a entrar en el incontrolable mundo de los sueños, tan apasionante como inquietante y oscuro, y permitirse disfrutar al máximo del instante eterno que dura.

I Can’t Sleep (1994)

También te puede interesar: El final de estas películas son catalogados como de los mejores en la historia del cine

Los protagonistas; una mujer hermosa, un músico con dificultades y un bailarín travestí, tampoco pueden dormir por la noche. Lo que lo hace interesante, es que uno de ellos
puede estar relacionado a un asesino en serie.

Cemetery Of Splendour (2016)

En un pequeño pueblo de Tailandia, 27 soldados sufren un extraño caso de la enfermedad del sueño. Una escuela antigua les sirve de hospital. La mujer que los cuida, le toma cariño a un soldado en especial. Fantasmas, amor, miedo y bonitos poemas.

Los Viajeros de la noche (1987)

Un vaquero que ha sido mordido por un vampiro. Gente vagando sin rumbo cada noche en busca de víctimas y sangre. Interesante, ¿no?

Night On Earth (1991)

Película dividida en historias independientes en las que se presenta el panorama nocturno de cinco grandes ciudades (Los Ángeles, Nueva York, París, Roma y Helsinki), con un taxi, y lo que en él ocurre desde el anochecer hasta el amanecer de un mismo día.

Tu Dors Nicole (2012)

Es una mezcla de ilusión y aburrimiento: “soy libre pero no sé qué hacer con mi libertad”. Ese sentimiento lo expresa bien Tu dors Nicole.