Soluciones sencillas para rescatar tu ropa y salvar tu clóset

20 March 2017

No hay nada peor que manchar tu camisa favorita de grasa o descubrir que esos zapatos nuevos te aprietan.

Después de hacer todo lo posible por rescatar nuestra prendas, muchas veces nos damos por vencidos. Y muchas veces el bolsillo no nos da para recomprarlas, o simplemente son irremplazables.

Como estamos tan familiarizados con esta problemática decidimos recopilar las soluciones a algunos de los problemas más comunes.

Zapatos de charol sin brillo o rayados

Los zapatos de charol son ideales para aportar un toque brillante, pero si están sin brillo o rayados pueden verse fatal. Lo mejor que puedes hacer es rociarles limpiador de vidrios y limpiarlos para recuperarlos.

Pelusas

Nada más horrible que un saco lleno de esas pelusas y bolitas. Recupera esas prendas con una rastrillo para afeitar.

Sobra decirlo, pero ¡ten cuidado! No vayas a abrirle huecos o peor aún cortarte.

Cremalleras que se traban

No gastes más tiempo luchando con esa cremallera que no quiere subir o bajar.

Tienes varias opciones. Puedes restregarle cera de vela, vaselina, jabón o ¡una crayola!

Manchas de maquillaje

Con las nuevas tendencias como el contouring de maquillaje muchas mujeres terminan usando mucha base en la cara. Así que no es de extrañarse el encontrar manchas de maquillaje que son prácticamente imposibles de quitar.

Esta vez la solución está en la crema de afeitar. Restriega la mancha con un poco de la crema y lávala.

Manchas de grasa

Si te ha pasado sabes que no hay nada más difícil de eliminar que las manchas de grasa.

Para solucionarlo, solamente tienes que echarle justo encima talco en polvo y dejarlo así durante toda la noche. Hazlo apenas te ensucies pues entre más pase el tiempo es más difícil que el talco absorba la grasa.

Zapatos nuevos y estrechos

Como a veces somos un poco masoquistas nos compramos zapatos que son un poco estrechos.

Así que tenemos la solución para poder usarlos un día en que estaremos todo el día de pie, bailando o lo que sea. Lo único que tienes que hacer es ponertelos con unas calcetas gruesas (o varios pares de calcetas a la vez) y prender el secador de pelo sobre tus pies.

Manchas amarillas en las axilas

La ropa es vulnerable al sudor y si no la restriegas después de usarlo puede que te salgan manchas amarillas en la zona de la axila.

Cuando nos pasa esto muchas veces optamos por deshacernos de ella. Pero ya no tienes que hacerlo con este sencillo truco. Restriégala con limón y verás como la mancha desaparece.

Mal olor en los zapatos

A cualquiera le puede pasar, pero definitivamente tienes que solucionarlo.

Te recomendamos rociar dentro de los zapatos bicarbonato de sodio y elimina el olor de una vez por todas.