Títulos de secuelas que casi arruinan las películas

04 July 2018

Estos títulos eran los pensados para algunas de estas secuelas; afortunadamente alguien se dio cuenta de que eran pésimos y los cambiaron a como los conocemos actualmente.

Jurassic Park 4: Dino-Soldiers

Hoy en día podemos disfrutar de Jurassic World, la cuarta parte de la franquicia de Jurassic Park, pero antes se pensó que Jurassic Park 4: Dino-Soldiers, era mejor título. Incluso la trama iba a ser totalmente diferente.

¿Cómo? Fácil, mezclando el ADN humano con el de los dinosaurios. Por eso es que la humanidad se iba a enfrentar a dinosaurios humanoides.

Batman Triumphant

Después del fiasco que resultó ser Batman & Robin, WB creyó que iba a ser tan exitosa que era obvio pensar en una secuela, por lo que ese era el título para el proyecto que, al final se desechó porque la cinta de Joel Schumacher, con todo  y Arnold Schwarzenegger, resultó una atrocidad.

Indiana Jones & The Monkey King

Imagínense que este hubiera sido el título de la tercera parte de Indiana Jones. No sólo hubiera sido de risa, si no que hubiera evitado darnos la increíble (y para algunos la mejor) Indiana Jones & The Last Crusade, que nos dejó ver a “Indy” con su papá, interpretado por Sean Connery.

También te puede interesar: Muertes tristes del cine por las que lloraste y todavía lloras

Forrest Gump 2: Gump & Co.

Este terrible nombre que, se derivó del libro de mismo nombre, jamás llegó a la pantalla grande y, ¿la neta? qué bueno. Hubiera sido un fiasco pues hubiéramos visto a Gump entablarse en la guerra del golfo de los noventa.

Ei8ht

Adivinaron. Ese hubiera sido el título de una segunda parte de la irrepetible Se7en. En esta el personaje de Morgan Freeman hubiera sido el protagonista en la que, otra vez y para variar, hubiera tenido que atrapar a un asesino en serie, pero con ayuda de un psíquico.  O sea, hubieran echado todo a perder.

Beetlejuice Goes Hawaiian

Luego de que la primera parte resultara exitosa y además, su director, Tim Burton, adquiriera más fama gracias a su trabajo en Batman de 1989, el estudio analizó la oportunidad de una secuela, la cual vería al personaje interpretado por Michael Keaton, en un ambiente surf, de playa y muy hawaiiano. ¿Qué?

Al final eso, afortunadamente, no sucedió pero ¡hey! Aún se estudia la posibilidad de una segunda parte.