Tu teléfono está destruyendo tu relación y la ciencia lo comprueba

19 June 2017

Vas a un restaurante y ahí está, presidiendo la mesa. Vas al cine y ahí está, interrumpiendo la conversación. Incluso puede que estés en la cama y lo escuches vibrar y le prestes más atención que a tu pareja. ¿Está acabando el teléfono con tu relación?

Pues sí, pudiera ser que el teléfono, sin querer, esté poniendo pequeñas minas dentro de tu relación. Lo peor de todo, que no lo hace siempre cuando están juntos. Pero cuidado, no todo es su culpa.

Esos son los resultados de un estudio realizado para la revista Psychology of Popular Media Culture que refrendan el mal papel que juegan los teléfonos móviles en las relaciones personales. ¿Por qué? Pues porque crean una excesiva dependencia, según los encuestados, que aprovechan cualquier momento libre para contactar con su pareja y preguntar por lo que están haciendo.

Traducido. Que tanto teléfono impide desconectar de vez en cuando y hace que cuando están juntas, las dos personas no tengan nada de que hablar, básicamente porque se lo han contado ya todo por teléfono. Además según el estudio, realizado a 170 universitarios estadounidenses, los jóvenes sienten ciertos celos del teléfono de su pareja porque pasan más tiempo al día con él que con la persona amada.

La razón, que la forma de comunicarnos a través de ellos exige de mucha más atención y tiempo que la que necesitaba una llamada convencional. El smartphone hace que no existan horarios buenos y mucha gente no haga caso del ‘no disponible’.

Así que si quieres mantener una relación saludable, intenta que el smartphone no sea el rey de sus conversaciones y que tampoco cuenten todo absolutamente todo a través de él. Deja algo para la intimidad, aunque sea la cama.