Aprende a hacer un plan de negocios para hacer crecer tu changarro

05 December 2017

Sea cual sea tu razón para iniciarte a la aventura de emprender algún negocio, debes partir de los mismos principios y conocimientos. Y como sabemos que no te iban a brotar de la nada, te los dejamos aquí. Arma tu propio plan de negocios.

Haz tu idea realidad pero antes evalúa si tu idea ya existe en el mercado

Investiga si una necesidad real de tu producto o servicio. Verifica si es viable realizarlo y su rentabilidad.

Define la estructura legal, selecciona qué relación mercantil te conviene más

Si deseas ser el único propietario, tener un socio, una sociedad de responsabilidad limitada, una corporación S, una organización sin fines de lucro o una cooperativa.

Elige un nombre que vaya de acuerdo al producto o servicio que estás vendiendo

Verifica que puedas hacer un uso legal de él y regístralo.

Un plan de negocios plasmará la intención de tu negocio y marcará el camino a seguir

Debe incluir una misión, un resumen ejecutivo, explicación de la empresa, muestras del producto o servicio, descripción del mercado objetivo, proyecciones financiera y el costo de las operaciones.

Establece precios

Investiga los costos promedio dentro de la industria. Determina cuánto dinero se puede obtener de cada venta, si con esa cifra se cubren los costos que genera tu negocio y si el restante representa una ganancia importante.

Busca detenidamente el lugar ideal

Comprueba la visibilidad del local, identifica las características físicas del inmueble y calcula cuánto dinero extra te llevaría adaptarlo. Revisa que cuente con los documentos y permisos establecidos por las leyes federales y locales.

Asegúrate de tener una logística impecable

El proceso de entrega o recolección puede hacer la diferencia. Los daños tanto en el producto como en la materia prima representan fugas de dinero. Evita estas pérdidas realizando traslados con un vehículo diseñado especialmente para PYMES, RAM Promaster Rapid otorga una gran versatilidad para el transporte de diferentes mercancías, ya sea que tu enfoque sea volumen o peso.

Busca diversas opciones de pago

Sabemos que el pago en efectivo es cómodo sin embargo tus clientes puede no pensar lo mismo. Aceptar tarjetas de crédito o débito y vales pueden ayudarte a expandir e incrementar tus ventas.

Rodéate de un buen equipo de trabajo

Contrata gente en la que puedas confiar y a la que le puedas delegar tareas. Recuerda que aunque sea tu negocio, no podrás hacerte cargo de todo.

Pierde el miedo a la competencia

Observa a tu rival para identificar qué hay, qué te gusta, qué no te gusta y sobre todo lo que funciona. Algo que nunca falla es el servicio al cliente, así que empéñate en dar el mejor trato y encárgate de conocer bien a tus clientes.