Así es como puedes convertirte en el mejor amigo de todos en tu oficina

04 December 2017

La dignidad es secundaria cuando quieres triunfar en el mundo laboral. Ya sea por tener amigos, escalar posiciones o simplemente mantener el ambiente en la oficina, ser el “mejor amigo” de la oficina tiene sus ventajas. Igual y tú quieres ser uno pero no sabes cómo.

Súbete al carrito del “Reply to all”

No hay mejor manera de socializar en el entorno laboral que respondiendo al “reventón” virtual en modalidad “Reply to all”. Añáde gifs al respecto, haz chistes privados que sólo ustedes entiendan. Recuérdales algo gracioso que pasó en la oficina.  El cielo y la creatividad son tus límites.

Hazle la barba al jefe

El jefe demuestra el principal lubricante que hace funcionar la escalera mecánica laboral. Aprende como le gusta su café, como se llaman sus hijos, cuál es su equipo favorito, y encuentra la manera de siempre hacerlo sentirse bien consigo mismo para que así te recuerde cuando el licenciado Urrítia (el Patiño en turno), se jubile.

Hazle fiesta a todo lo que digan todos

¿Alguien hizo un chiste? Celébraselo, haz como si fuera lo más gracioso que hayas escuchado. Ten cuidado en que no parezca falso, así que exagéralo lo más que puedas. Si tus compañeros piensan que te está dando un ataque de epilepsia… lo estás haciendo bien.

Y si lo haces hacia tu jefe/jefa, ¡mejor! Es una forma de ganártelo… rebajándote y humillándote, claro, pero si al final a alguien quieren despedir para reducir gastos, no serás tú.

Apréndete los cumpleaños de todos tus compañeros

Cumplir años es hermoso: todo mundo te felicita como si hubieras logrado algo, te regalan cosas que no te gustan, entre todos te compran un pastel y sobre todo; es el mejor día para tratar a todos como tus esclavos (o al menos eso crees). En ese día tan especial, ¡TÚ puedes ser ese esclavo! Pregúntale a todos que día cumplen, pon un recordatorio en tu celular, manda a pedir un pastel de helado a Baskin Robbins, llenales su lugar de globos.

No dejes pasar un lunes sin preguntarle a todo mundo sus planes de fin de semanA

La vida es eso que pasa los fines de semana. Todo mundo, siempre siente que hizo LO MÁS interesante de todo el universo. Tu puedes ser ese lamebotas que se interesa por la vida insignificante de los otros. Si te cuentan algo como si no fuera gran cosa. ¡Felicidades! Estás dentro.