Consejos para poner tu propio negocio mientras trabajas

02 July 2018

Seguramente ha pasado por tu cabeza el iniciar tu propio negocio mientras estás trabajando en algún lugar que puede no ser de tu completo gusto.

Debes tener en cuenta que para iniciar tu negocio, necesitas de la inversión que tu trabajo actual te puede dar, así que no queda mas que soportar todo por un rato y luego ver los resultados.

Busca ayuda

Piensa en esto: ¿qué es lo que tú puedes hacer en tu negocio que nadie más puede hacer? Haz eso y todo lo demás, externalízalo.

Quizá esta parte dependa un poco de tu presupuesto, pero contratar a alguien para que realice tareas de tu emprendimiento que cualquiera puede hacer, dará un gran empujón al inicio de tu negocio.

Por ejemplo, si quieres empezar un negocio online, y necesitas crear y configurar tu página web… ¿por qué no contratar a un diseñador web para que instale tu plantilla y configure un poco la página?

También te puede interesar: La fórmula perfecta para responder a “¿Qué puedes decirme de ti?” en una entrevista de trabajo

Eso es algo que puedes hacer tú, pero también lo puede hacer otra persona por alguna cantidad que se acomode a tu presupesto y ahorrarte a ti horas de trabajo (que puedes invertir en otros aspectos de tu negocio) y dolores de cabeza si no tienes muchos conocimientos informáticos.

Enfócate en lo necesario

Se presta demasiada atención a aquellas personas que construyen nuevas empresas encerrándose en una habitación durante un mes entero y luego emergiendo con el próximo Facebook o invento del siglo.

Pero así no es como se construyen la mayoría de negocios. Los negocios de éxito se construyen con acciones constantes e imperativas que se toman todos los días. No sólo es suficiente trabajar duro. No es suficiente solamente trabajar duro cada día, se requiere que sea un trabajo imperativo, y que se haga a diario.

Tienes sólo unas horas limitadas para trabajar en el inicio de tu negocio fuera de tus horas de trabajo, así que mejor que las aproveches bien y que sean productivas.

Aprovecha las nuevas tecnologías

Todo lo que necesitas para empezar es una gran idea, una conexión a Internet y un equipo para ayudarte a despegar.

El auge de las plataformas de trabajo online como oDesk y Elance ha supuesto la posibilidad de acceder a profesionales con los conocimientos necesarios para hacer crecer tu negocio y mantenerlo vivo, incluso mientras trabajas a tiempo completo..

Y no olvidar las plataformas como Facebook o Twitter que serán de gran ayuda al momento de dar a conocer tu negocio y tener un contacto directo con tus clientes.

Agradece tu trabajo actual y no pienses en dejarlo

Tu trabajo no es un peso muerto que no te permita hacer otras cosas, tu empleo es la gasolina que mantendrá tus sueños emprendedores vivos mientras construyes el proyecto que ansías para tener una economía mejor.

Sin tu sueldo, estarías todo el día por ahí fuera malgastando tu tiempo en intentar ganar dinero para mantenerte a ti y a los tuyos en vez de invertir esas horas en perfeccionar tu negocio.

Así que deja de pensar que tu trabajo te está matando y date cuenta de que en realidad es como un compañero que te está ayudando a mantenerte hasta que sea el momento ideal para levantarte e irte.

Aférrate al sueño

Si quieres alcanzar tu máxima productividad para iniciar tu negocio lo antes posible, encuentra una razón de peso que te motive a ello.

Puede que odies con toda tu alma tu trabajo. ¡Fenomenal! Usa ese combustible para motivarte a ti mismo y alcanzar la cima de tu productividad en tu nuevo emprendimiento.

Cuando sientas que detestas estar en tu trabajo, conviértelo en una motivación para trabajar más duro en tu negocio, iniciarlo cuanto antes, y poder irte lo más pronto posible de esa empresa.

Cuando pienses que no ganas lo suficiente en tu empleo, motívate para empezar tu negocio y que éste te dé la libertad económica que necesitas.

Si el miedo te paraliza a seguir con tu proyecto de negocio, usa tu trabajo como combustible para superarlo y seguir adelante.