Este estudio te dice cómo recuperarte después de un error grave en la oficina

06 July 2018

Puedes tener fracasos en la vida, con los amigos, en tu relación de pareja, en algún proyecto de trabajo o en tu misma oficina al no cumplir alguna expectativa. Esto puede crearte tensión o paralizarte, pero en orden de que eso no pase, existen procesos mentales que están científicamente comprobados que ayudan a superar esos obstáculos.

Sé optimista

Una investigación del psicólogo y profesor Martin Seligman, demostró que si nos podemos adaptar a por qué vivimos esa experiencia, entonces podemos aprender a mantenernos positivos ante lo difícil que haya que enfrentar. Con ello dicho, Seligman afirma que establezcas qué tanto dura o duró ese fracaso, ¿es permanente? ¿Este evento va a afectar tu vida entera? Y este fracaso, ¿es algo que realmente tú ocasionaste?

La gente optimista puede reconocer lo anterior como algo meramente temporal, así que puede ser algo pasajero y verlo como algo que ya pasó sin culparte completamente por lo acontecido.

También te puede interesar:  Este empresario alemán te dice cómo convertirte en líder para todo trabajo

Ejercicio y endorfinas

Utiliza tus recursos para manejar esas emocionas negativas y mejora la situación, la cual va a necesitar más de tu esfuerzo pero a la larga, ayudará a que te sientas mejor.

¿Qué pueden ser esos recursos? Salir con tus amigos, ejercitarte… Esto último te beneficiará aún más porque vas a soltar endorfinas, que son químicos en nuestro cerebro que hacen que nos sintamos mejor. Esto fue sugerido por una investigación en Princeton que sugiere que el ejercicio reduce la ansiedad y ayudar a lidiar con el estrés.

Aprende de tus errores

Todos te dicen eso: “aprende de tus errores”, ¿pero cuántos de nosotros lo hacemos en realidad? Reflexiona.

La coach y CEO de Positive Workplace Partners Susan Peppercorn, sugiere intentar crecer de manera personal, es decir, concentrarte en lo que aprendiste y como este conocimiento puede ayudarte a avanzar en tu carrera en vez de sólo pensar en el fracaso.