Esto es lo que hacen tus jefes y tus compañeros de trabajo para manipularte

14 November 2017

Lo has pensado, pero te has negado porque siempre tienen cara de buena onda. Y aunque lo creas firmemente, debajo de ser sonriente que tienes por jefe, existe un ser malvado que busca hacerte la vida imposible.

Aprende a identificarlo, basado en sus acciones.

Te aplican el Gaslighting

El gaslighting es una técnica que consiste en derribar tus convicciones, en hacerte dudar sobre cómo han sucedido las cosas en realidad. “Eso no fue así”, “tal vez te lo hayas imaginado” o “¿por quién me tomas? Jamás haría algo para perjudicarte” son argumentos que esgrimen cuando quieren hacerte daño buscando que te vuelvas loco y termines pensando que la culpa es tuya. Distorsionan tu percepción de la realidad y hacen que termines dudando de tu sombra.

Utilizan contigo un lenguaje soez

Utilizar groserías, insultos, palabras malsonantes… genera un ambiente de tensión y de incomodidad que te hace sentir violento e indefenso, aunque el otro lo haga con la más amplia de sus sonrisas. Tal vez no te lo esperas, o no sabes cómo responder, o piensas que no te merece la pena. Y por eso, callas. Para no discutir. Pero de eso, nada, porque les das alas para ponerse por encima y para que terminen dominando la situación.

Te devalúan siempre

Aunque lo hagas bien. Tiran por tierra todo lo que tú lleves a cabo y saques adelante, aunque esté de diez. Siempre con el mismo objetivo prioritario: hacerte sentir inútil y enfrentarte a tus compañeros.

Siempre son las víctimas

Se escudan en que, si son mala gente, es culpa tuya. Se trata de un mecanismo de defensa que activan para escudarse y, encima, hacerse las víctimas. Van de buena gente, de comprometidos, de solidarios pero, cuando enseñan su peor cara, te culpan de haberles llevado al extremo de ser mala gente por tus actos.

Usan la triangulación

Entendida como el método de hacer que odies a los demás poniéndote en su contra. Te hacen sentirte amenazado contándote lo que se supone que van diciendo de ti. Se presentarán como tus amigos y te lo contarán como una confidencia: “fíjate lo que Fulanito dice de ti. Tranquilo, ya le he dicho que no está bien y te he defendido”. Mentira. Probablemente, aquello que te cuenta sea mentira, y sólo pretenda que te enfrentes a esa persona.