Esto es lo que nadie te dijo antes de comenzar a trabajar y te hubiera hecho la vida más sencilla

26 October 2017

Cuando comenzamos a trabajar, nadie nos avisa de ciertos puntos importantes que habrían sido de bastante ayuda en ese momento.
Y como a nosotros sólo nos queda el decir: “chale, me habría gustado saber eso”, lo único que queda es este boom para que los que apenas comiencen a trabajar, sepan contra qué van.

Debías tener el tiempo necesario

Si comenzaste a trabajar mientras estudiabas, seguro el mundo alguna vez se te fue encima.

No costaba nada el analizar si de verdad tenías tiempo como para enrolarte en un nuevo compromiso. Porque seamos honestos, el tener tu vida hecha un caos por ganar experiencia o unos pesos, no vale mucho la pena.

Debiste enfocar tu búsqueda

Al comenzar a buscar trabajo, una de las mejores cosas que podías hacer era buscar algo relacionado a lo que estudiabas, querías o estudiar o estudiaste.

Pero nos dejamos ir por lo sencillo y vemos con buenos ojos el hacer hamburguesas en el Burger King, siendo que nos pudimos dar la oportunidad de buscar algo mejor y comenzar a escribir el futuro.

Podía no ser divertido

El cambio de la vida sencilla y libre a la laboral se puede tomar con gusto y alegría por ese nuevo reto y cambio de vida que representa. El problema es que nadie dice que no siempre será emocionante y lleno de diversión.

Para todo hay tiempo, pero si estás en un trabajo, seguro la diversión pasa a 2do término.

El jefe no es malo

Cuando comenzamos a trabajar y queremos tener todo bajo control, una de las grandes preocupaciones es: ¿le caigo mal al jefe?

Su cara de enojado o la manera en la que habla seguro te ha hecho creer que te odia, pero no debe ser visto así.

Que alguien te dijera antes de comenzar a trabajar, que tu jefe sólo busca mantener el órden porque ese es su trabajo y tú no debes dejar que te afecte, habría caído perfecto.

Qué es el SAT y por qué me quita dinero

Si eres freelancer, seguro te topaste con la barrera del SAT y deseaste haber sabido un poco antes de su existencia.

Dolores de cabeza, preocupaciones y malos ratos, pudieron haber sido evitados de saber de qué se trata el relajo de estar en Hacienda. Una vez entendido, te crees con la capacidad suficiente como para hacer fraudes (aunque sigues sin saber nada).

Lo importante es calidad y no cantidad

Descubrir que lo que importa es calidad y no cantidad pudo haber sido de gran ayuda para tener una correcta organización del tiempo o bien, poner más empeño en lo importante.

Justamente el trabajar mucho, nos puede hacer odiar el trabajo y pasar un mal rato. Deseando volver en el tiempo para ser mantenidos por nuestros padres.

Lo arruinarás… muchas veces

Errores vamos a cometer toda la vida, pero para nuestra mala suerte nadie tiene la amabilidad de decirnos que los cometeremos muchas veces mientras le entendemos a la chamba.

Por la presión de querer impresionar o simplemente hacerlo bien para no tener problemas, lo arruinamos todo. Nos podemos llegar a sentir apenados y querer que el mundo nos trague, pero con calma, no hay por qué llegar a esos extremos.