Esto es lo que SÍ tienes que hacer si te quedaste sin trabajo

11 October 2017

Ya sea porque decidiste dejar de trabajar un rato o porque solo te quedan dos meses en esa empresa, o bien, porque te hueles que en cualquier momento te pueden despedir, aquí hay algunas maneras de prepararte para esa etapa de la vida donde no sabes cuándo vas a decidir regresar a trabajar o hasta cuándo vas a encontrar trabajo. Estos momentos son difíciles, pero con algunos tips, la puedes sobrellevar mejor.

Establece un horario diario para buscar trabajo

Si no es por elección que te quedaste sin trabajar, entonces debes de ponerte un horario fijo de tantas horas al día para buscarlo. No solo mandes tu CV a headhunters y esperes sentado que te resuelvan la vida.

Una opción puede ser:

1) De tal hora a tal hora, busca en las páginas que ofrecen trabajo; todos los días salen vacantes nuevas.

2) Tres días dedícate a buscar trabajo en lo que tú quieras y los otros dos dedícate a aplicar a las vacantes que veas de tu perfil.

Cualquiera que sea el horario que escojas, hazlo diario para que no pierdas el ritmo y te tires a echar la hueva.

Avísale a todos que estás en busca de chamba

No basta con que tus cuates sepan que andas buscando chamba, hay muchas páginas de FB o de Internet donde puedes ir a ofrecer tus servicios. Usa las redes sociales para decir que estás buscando trabajo, quién quita que un desconocido se entera y te llama. No limites la búsqueda, con internet tienes mil posibilidades de que alguien te vea.

Trabajo de medio tiempo

Si ya sabes que te vas a quedar sin trabajo, busca en otro lado un trabajo de medio tiempo aunque no sea lo que quieras, para que te permita ganar un dinero extra pero que tampoco te absorba todo el día. Este recurso puede garantizar:

1) Que no te deprimas.
2) Que no dejes de percibir dinero y tengas el resto del día para seguir buscando.

Si tienes Afore, puedes usar tu retiro por desempleo

Si tienes una cuenta de Afore, tienes derecho a retirar cierto porcentaje del dinero que ya llevas ahorrado para tu jubilación. Obviamente, no es la mejor opción porque pierdes ese dinero y también tus intereses. Aunque puedes regresar esa suma que sacaste más adelante.

Solo tienes que ir con tus documentos al Seguro Social, hacer trámites burocráticos y en dos semanas tienes una buena suma que te puede sacar a flote un buen rato.

Reduce tus gatos y establece un presupuesto

Si ya sabes que en cierto tiempo vas a renunciar, entonces empieza por recortar gastos desde ahorita. Si está muy complicado, entonces opta por regresar a casa de tus papás un tiempo, o consíguete un roomate, o múdate a un lugar más barato. Otra opción es cancelar todas tus suscripciones de lujo como Spotify, Cablevisión y tu plan del teléfono. 🙁