Consejos útiles y prácticos para encontrar chamba en LinkedIn

28 May 2018

El Siglo XXI nos ha traído herramientas de gran utilidad que no únicamente te dan un rato agradable, también ofrecen la oportunidad de encontrar empleo.

Pero estas herramientas como LinkedIn, tienen sus secretos. Así que mejor conocerlos para encontrar el trabajo de tus sueños.

Ármate un buen perfil

Esta tu carta de presentación y no puede ser una más. Además de completar todos los campos y poner una foto tuya decente (sí, de esas que te guardas para el perfil de Facebook, pero sin hacer caras), escribe un extracto que te defina. Pero huye de tópicos. ¿Por qué no te describes insertando una playlist de canciones que te identifiquen? ¿Y si haces un vídeo de presentación hecho con Snapchat? Piénsalo y sorprende.

Recommend me, baby

Si algo luce y se valora en LinkedIn son las recomendaciones. Escribe a ese profe buena onda que tuviste en la universidad y pídele que te dedique cuatro piropazos profesionales. Y por qué no al jefe con el que te llevabas tan bien en tu último trabajo o a ese compañero con el que compartiste glorias y penurias. Seguro que te echan una mano.

Tampoco te olvides de conseguir validaciones para las aptitudes que has destacado en tu perfil. Cuando las añadas, tienes que marcar la opción para que LinkedIn te incluya en las sugerencias de tus contactos. ¡Así conseguirás más! Eso sí, tú también sé bueno con ellos y devuélveles el favor.

También te puede interesar: Lo que tienes que dejar de hacer para ser alguien exitoso en tu trabajo

Sorprende con tus publicaciones

Comparte contenido propio que sea interesante, por lo menos 2 veces a la semana. Sé constante y márcatelo como un reto. Nada de venirse arriba al principio y luego tener la cuenta muerta. Aquí también tienes que sacar a relucir tu lado más creativo con las publicaciones: clips de video, quotes, artículos de opinión… Crear contenido propio e interesante es un must. ¿El secreto? SORPRENDER siempre.

Únete a grupos y demuestra lo que sabes

Interactuar en la red con otros usuarios es básico. Participa en grupos afines a tu profesión. O mejor aún, crea tu propio grupo y lidéralo. Verás la cantidad de gente que hay con tus mismos intereses. Tu oportunidad de trabajo puede aparecer en cualquier sitio. Y hay aún más probabilidades en estos círculos.

Sé atrevido/a

No te cortes ni un pelo. Lánzate y contacta con todas esas empresas que te gustan y mándales una propuesta sobre algo relacionado con tu trabajo y apórtales valor diciendo qué te gustaría hacer para ellos. Quizás ese proyecto que siempre has soñado hacer es justo lo que están esperando. La proactividad es uno de los valores que más se tiene en cuenta a la hora de seleccionar personal. Así que, muévete para que vean todo lo que vales.