*

Para ser parte de 7boom necesitas iniciar sesión.
Si no tienes cuenta

Con tu mail

REGÍSTRATE CON TU MAIL O USANDO FACEBOOK O TWITTER

Con tu mail

Quiero recibir el newsletter


Acepto Términos y Condiciones

ERROR: Tu nombre/mail/contraseña es incorreecto/a
VERIFICA TU MAIL

Te mandamos un mail a para verificar tu dirección, por favor haz clic en el link para continuar.

EDITA TU PERFIL

CAMBIA TU FOTO
DE PERFIL,
SUBE UNA DESDE UN LINK O DESDE
TU EQUIPO
SUBE UNA FOTO

TÉRMINOS Y CONDICIONES

AVISO DE PRIVACIDAD

szdxfv

GUARDAR EDICIÓN BORRAR TODO

¿Estás seguro que deseas eliminar este boom?

ELIMINAR NO ELIMINAR

7 BOOM

search searcho
Cotidianidades

Razones por las que aún no bajas de peso a pesar de tu esfuerzo

Publicado el Jueves, 14 de Abril 2016.

Te matas por horas en el gimnasio (según tú) y aún no logras ver resultado alguno. Tu dieta de atún comienza a desesperarte y quieres encontrar una solución.

Pues es momento de revisar estas cosas por las que no estás obteniendo resultados.

comentarios
7

No llevas una rutina equilibrada

Tu entrenamiento debe componerse de ejercicios variados, que incluyan cardio, resistencia y elasticidad. Si estás cargando el entrenamiento en una de estas zonas probablemente te cueste más adelgazar. Combinar estas tres áreas es lo ideal para conseguir que todos los músculos entrenen y alcanzar así los objetivos de peso y masa muscular.

6

No descansas entre los entrenamientos

El cuerpo necesita recuperación entre los entrenamientos para que el músculo crezca, se recupere y no se lesione. Cuando sobre entrenas los músculos empiezan a construir lactato y trifosfato de adenosina que ocasionan dolor y no dejan que el cuerpo funcione bien ni que el ejercicio tenga un resultado eficaz.

5

Comes demasiado … y lo sabes

Después de entrenar necesitas una recompensa, así que te das licencia para comer todo lo que te apetece, porque, dices, te lo has ganado. Pero no, machacarse en el gimnasio no es suficiente para perder esos kilos resistentes, también hay que cuidar la dieta y no descuidar el tamaño de las raciones. Ir al gimnasio no significa una barra libre. Se siente.

4

Pierdes tiempo en el gimnasio

Haces acto de presencia en la sala de máquinas pero tu prioridad es socializar, andar de aquí para allá, hablar con uno y con otros. Eres una atleta de alto rendimiento en el arte de escoger la play list perfecta, colocarte en la cinta que mejor visibilidad tiene a la televisión y ligar con el chico que te queda más a la mano. El entrenamiento es lo de menos.

3

Necesitas cambiar el chip

A entrenar se va con una actitud positiva y determinada. Deja los elementos de estrés en casa y libérate de ellos durante el entrenamiento. Este es un tiempo tuyo al que debes sacar todo el partido posible. Si después de tres minutos de entrenamiento ya estás mirando el reloj y contando el tiempo que falta para terminar, quizás necesitas cambiar de gimnasio o dedicarte a otra actividad.

2

Apenas te mueves el resto de día

Es cierto que vas una hora al gimnasio tres veces por semana pero el resto del tiempo lo pasas sentada/o o en el coche, con lo cual siegues teniendo poca actividad física. En resumen, eres una persona sedentaria. Intenta subir todas las escaleras que encuentres en tu camino, bájate una parada antes de tu destino y aficiónate a dar paseos diarios. No es suficiente con una hora de gimnasio tres veces por semana.

1

Haces siempre lo mismo en el gimnasio

Si llevas más de seis meses sin cambiar de entrenamiento y repites una y otra vez las mismas tablas y rutinas, el cuerpo ya se habrá adaptado al ejercicio y ya no supondrán un desafío físico para el organismo. Así que cambia, incluso, entre los días de la semana. Mientras más variada sea la actividad más reto supondrá para el organismo que acabará finalmente adelgazando.