5 formas de no malviajarte cuando empiezas una nueva relación

09 October 2018

Inicias una nueva relación y todo va bien… hasta que comienzas a malviajarte; la paranoia te ataca. ¿Qué tal que no te quiere como dice? ¿Qué tal que es [email protected]? ¿Tendrá otras novias? ¿Me pondrá el cuerno con otro? ¿Qué tal que me odia porque le dije que no quería salir hoy?

Todo lo anterior… ¿te suena? Claro que sí, todos hemos presentado ese tipo de inseguridad en relaciones nuevas (o hasta de muchos años). ¿Qué hacer? Sencillo… estas cinco formas te van a alivianar a dejar de sentir paranoia.

También te puede interesar: Dulce María mejoró con la edad y ahora anda imparable en Instagram

Busca ayuda

Jaja, no te rías pero hacer este tipo de cosas no es nada vergonzozo, todo lo contrario. Trabajar en ti de forma confidencial con un terapeuta es algo normal. Te tienes que sentir [email protected] y en tu propio espacio para explorar esa “paranoia”.

Date cuenta de si esto se relaciona con el pasado

Quizá algo te pasó en una relación anterior que te marcó y quizá no te diste cuenta. Trata de recordar qué fue lo que hizo que tuvieras esta clase de pensamientos.

Identifica qué es lo que te detona esa ansiedad y “paranoia”

Recuerda y haz memoria. Si has tenido estos malviajes y/o ansiedad, trata de acordarte qué fue lo que te ocasionó. Al hacerlo e identificar qué es, puedes mejorar en darte cuenta lo que pasa cuando estás calmado y pasas a un estado de intranquilidad e inseguridad.

Mantente presente

Y con esto quiero decir que te des cuenta de todo lo que te pasa en esos momentos en que te sientes [email protected] o con miedo, inseguridad, etc.

Sé fiel a ti

Si de repente tienes un episodio de inseguridad o ansiedad, cuando tratas de saber qué pasó tu respuesta es “no sé” o “no me acuerdo”. Esto e sun hábito pero ese hábito se puede cambiar.

Si eres fiel a manejar tus emociones entonces puedes desarrollar tus relaciones sin ansiedad. Eso te dará una mejor aproximación a ti mismo.

Trata de darte una “limpia” emocional, así puedes dejar de sentir paranoia y ya no preocuparte por cosas como “¿me quiere? ¿Piensa en mí? ¿Me va a cortar?”.