A la pobre de Sophie Turner los productores de GOT la hicieron adelgazar

08 May 2019

Parece que todos están muy contentos por la última temporada serie de Game Of Thrones y es que esta es la que cierra por fin todo lo que, si la has visto, has cosechado desde el 2011 a lo largo de ocho temporadas. Pero bueno, como fan sí qué bonito ha sido todo pero los actores también la han sufrido o al menos así fue para Sophie Turner quien da vida al personaje de Sansa Stark.

View this post on Instagram

4 more sleeps. #GameofThrones

A post shared by gameofthrones (@gameofthrones) on

Sophie Turner tiene 23 años y aunque sabe que la serie es todo un éxito este no vino solo pues dio a conocer que los productores de GOT la hicieron adelgazar, situación que le provocó mucha presión.

También te puede interesar: Taylor Swift volvió a eso de las andadas de piernas sexis

La actriz dice que desde hace unos 5 o 6 años ha tenido depresión y que parte de ello fue por la inseguridad sobre su físico. Sí, leíste bien… inseguridad sobre su peso, presencia y apariencia.

“Todo empezó a ir en picada cuando llegué a la la pubertad, como a los 17 años”, comentó para un programa de radio. “Mi metabolismo se ralentizó muchísimo y empecé a ganar peso. Y luego tuve que enfrentarme al escrutinio de las redes sociales y todo eso, y en ese momento fue cuando (la depresión) empezó a golpearme”.

Lo peor vino cuando encima de lo anterior Sophie Turner comenzó a recibir comentarios de los productores de que había “ganado unos kilos”.

“He experimentado de primera mano los efectos de las enfermedades mentales y he visto lo que puede hacer a los que rodean a la persona que la sufre. De pronto mi metabolismo se detuvo por completo y empezaron a salirme granos y engordé, y todo esto me sucedía delante de las cámaras”.

Claro que como espectadores sabemos que estos artistas se someten a rigurosas dietas y rutinas de ejercicios en el gimnasio, algo que al parecer no les es suficiente a las personas que dirigen las grabaciones, filmaciones y estudios distribuidores de cine y televisión.

Hoy en día Sophie Turner está casada con Joe Jonas y es feliz, de hecho dice sentirse más contenta que nunca. Además tras lo acontecido por la inseguridad tomó terapia.

“Ahora me quiero a mí misma, o más que antes, creo. No pienso que me quiera mucho, pero estoy con alguien que me ayuda a darme cuenta de que tengo ciertas cualidades positivas, supongo”, esto último con referencia a su esposo.

“Cuando alguien te dice cada día que te quiere, te hace pensar los motivos por los que te quiere y también quererte un poco más a ti misma. Así que sí, me quiero”.

Bien por Sophie Turner pero pésimo por los productores de Game Of Thrones. Los peores… al menos en ese aspecto que, por cierto, habla mucho de ellos como personas.