Date cuenta, eres un viejito en cuerpo de un millennial. Así puedes saber

05 February 2020

Date cuenta, eres un anciano o anciana por hacer estas cosas o incluso solo decirlas… y eso que tienes un cuerpo joven o eres millennial.

No lo escondas más… ya eres un viejito o viejita y lo sabes. Date cuenta, eres millennial o eso crees tú, pero todas estas acciones indican lo contrario.

También te puede interesar: Todos los Jokers que han salido en el cine del peor al mejor

Estas señales son evidentes.

Horarios

Antes tus horarios eran diferentes. Era viernes y tenías que salir a como diera lugar… hoy en día los viernes lo único que quieres hacer es llegar a tu casa y quedarte ahí a ver películas. En definitiva ya no eres un millennial… o bueno, un millennial pero viejito.

Electrodomésticos

Whaa?!?! ¿Te emociona más comprar una licuadora para tu casa que unos pantalones o una chamarra? ¡Felicidades! Oficialmente eres un anciano tierno.

Hablas con tus plantas

Tener plantas es muy bueno para el lugar donde las tengas, casa u oficina, e incluso también para tu salud. Pero ya que te pones a hablar con ellas es cuando te pones a pensar que has dejado de ser una millennial para pasar a lo que sigue… una señora.

Haces listas de cosas por hacer

Te encanta hacer listas en tu celular (al menos en eso sí eres millennial) de lo que tienes que hacer, no solo en tu día… ¡si no en la vida! OMG!

Ropa

Hoy en día amas que te regalen ropa… antes, ¿te acuerdas? Odiabas que alguien te regalara un suéter. Ahora es lo más bello de la historia para ti.

Achaques

Y bueno, esto es más que evidente. Ahora sientes que te salen dolores o “achaques” por todos lados. Que si duelen las articulaciones por el frío, que si el cuello por haber volteado “bruscamente”. LOL.