7 Dulces que comías de niño y extrañas porque ya no los hacen

20 March 2019

De niño todo era más sencillo pero en serio todo. No tenías preocupaciones por cómo trasladarte a la escuela o menos por cómo regresar. Si no iban tus papás por ti entonces el camión escolar te regresaba sano y salvo a tu casa. ¿Qué más querías? Y encima de todo eso tenías estos dulces que solían ser LA onda. Desgraciadamente alguien pensó que no serían necesarios en pleno 2019 del Siglo XXI pero ahora los extrañamos y en serio.

Estos dulces los podías conseguir fácilmente en las tienditas de la esquina o también en cualquier tienda de autoservicio.

También te puede interesar: La forma en que Ariel Winter se ejercita y pierde peso es muy hot

Abejitas

Una maravilla de dulces que desgraciadamente Sonrics descontinuó. ¿La razón? La desconozco pero lo más seguro es que no se vendía tan bien. Pero si le buscas puedes encontrar estos dulces en Mercado Libre. Claro que dudo como vaya a estar eso de su caducidad.

Palelocas

Oh las Palelocas. Unas paletas que eran dobles y cada caramelo venía situado al extremo del palito que las sostenía. Habían de distintos sabores y hasta enchiladas. Lo más original es que cada una de ellas tenía caras y muecas.

Semáforo

Estoy seguro que esta paleta sería muy popular hoy en día. Es muy ingeniosa… tiene el color rojo, ámbar y el verde. Lo que sí me acuerdo es que el mejor sabor era el de en medio y desgraciadamente casi te lo tenías que comer forzosamente a la mitad y no dejarlo hasta el final.

Pinta Azul

No recuerdo mucho esta paleta pero alguien me dijo que al probarla por simples segundos te dejaban de inmediato el color azul en la lengua, algo muy característico de un dulce de verdad.

Bambidedo

¿Te acuerdas de la marca Bambino? Ellos fueron los creadores de esta increíble paleta de hielo que te pintaba de rojo la lengua. Jamás se me va a olvidar por tener un dedo como imagen (y obvio se comía).

Paletas de Garfield

No recuerdo bien si eran de caramelo o de hielo, creo que más del primero. Traían como un estuchito que te podía servir de colección o para preparar otras cosas.

Chescola

Otra paleta maravillosa de algunas décadas atrás que era sabor refresco de Cola. No, no era de Coca-Cola pero todos lo decían así. Su sabor era “refrescoso”. Ojalá regrese.