Este estudio revela el tipo de persona que eres de acuerdo a la mascota que tengas

31 October 2017

Sí, la mascota que eliges por compañero dice mucho de ti.

Perro

Eres una persona activa, ávida de compañía. El perro es uno más de tu familia (o el que más) y establecerás un profundo vínculo sentimental con él. No hay nada como escucharle tras la puerta cuando llegas a casa. Y habrá que admitir que el perro es además un elemento infalible a la hora de relacionarse con personas del género opuesto con fines deshonestos.

El perro determina el carácter del dueño y viceversa. Así, si eres una señora lo más probable es que tengas un Pekinés o White Terrier; si te gusta pagar el triple de lo que cuesta una botella en el antro, probablemente tengas un Bulldog francés o perro Salchicha, al que preferiblemente habrá puesto nombre de persona como Martín o Carlos. En ese proceso de perpetua humanización le cuentas tus tribulaciones diarias y hasta te gusta vestirle. De hecho, seguramente tu perro lleva ahora mismo más ropa que Zac Efron.

Gato

Tienes ropa con dibujos de animales y al menos una réflex. Eres una persona hogareña (también conocida como freelance), independiente, fanática de Pinterest y del filtro earlybird. Tu hobby favorito es perseguir al felino por toda la casa para hacerle fotografías desde todos los ángulos posibles. Probablemente le has abierto una cuenta propia en Facebook y subes sus fotos en primera persona. Imprescindible tener varias de tu mano y su patita, y del gato con tus lentes. Hay un punto intermedio entre Holly Golightly y Eleanor Abernathy. Encuéntralo.

Cerdo vietnamita

Un día te pareció buena idea. Así toda tu vida.

Tortuga o pez

Eres una persona despreocupada pero a su vez te gusta la compañía. A veces olvidas por completo que tal mascota existe. Otras te entretienes mirando como permanecen en la misma posición durante horas. Le tocas, le sacas del agua, jugueteas vagamente con el cofre del tesoro de resina, le dices “venga, haz algo” y vuelves a tu ensimismamiento hasta que recuerdas que está ahí.

Hurón

Tus amigos lo critican. Tu madre recela de la criatura: “No sé hijo, a mí que tengas ese castor en casa no me parece buena idea. Mira cómo huele”. Pero tú lo consideras divertido, extrañamente cariñoso y lo defiendes profundamente. Y más tras haber encontrado al veterinario especializado en hurones en un radio de 100 kilómetros. Todas las características presentes en tu hurón, las compartes. Son uno mismo, uo uo uo.

Conejo

Probablemente te lo regaló tu novia. Era la opción económica y light a ese perro que siempre quisiste. Tras una serie de interminables desencantos un día lo dejaste y te quedaste con él. Empezó a engordar. Pero al ser un animal autosuficiente apenas te molesta y le has agarrado bastante cariño. Y qué demonios, es monísimo. Casi tanto como tú, tierno.

Hámster/ Cuyo

Si tienes más de 10 años y tienes uno algo va mal. Por cierto, tu tamagotchi necesita ir al baño. No has aprendido a crecer y no nos sorprende que aún vivas con tus padres.

Animales exóticos

Eres aventurero y te gusta el riesgo, pero a tu manera. Disfrutas de ver vídeos grotescos en Facebook y no le pones interés a tu vestimenta. Esas serpientes en tu cuarto, no funcionaron para ligar. Las arañas mucho menos.