Estos trucos los tienen todos los supermercados para que gastes más dinero

19 December 2017

Cuando vas al super solo piensas en comprar lo que necesitas para tu casa, sobre todo comida. Básico. Claro, según tú buscas economizar y elegir los productos que se adecuen más a tus necesidades y economía, pero lo que desconoces es que los supermercados te manipulan de manera que gastes más dinero del que tenías pensado usar, y por supuesto, consumas más, lo cual se va a ver reflejado en las ganancias del super y en tu bolsillo.

Así es como logran que gastes más de lo debido.

Desorientan al cliente

¿Nunca te ha pasado que volteas como loco hacia arriba, abajo y a los lados en busca del cereal?

Las tiendas, intencionalmente, están organizadas de forma “desorientada” para que no encuentres todo de inmediato. Entonces al ponerte a buscar lo que inicialmente querías, te vas a encontrar con mil productos que no necesitas pero, se te antojan o piensas que te puede servir para algo. ¿Ves? Ya gastaste de más.

Carritos de super, gigantes

Pero si sólo ibas por la lechuga y unos refrescos, ¿para qué quieres un carrito gigante?

Los supermercados se la saben. El consultor de marketing Martin Lindstrom, declaró al medio Today, que este tipo de empresas doblan el tamaño de los carros para que los clientes compren más y lo llenen.

Música lenta te hace gastar más

Un estudio del diario Procedia Economics and Finance, reveló que si la música de fondo en un supermercado es lenta y pasiva, el cliente se mueve más lento y pasa más tiempo y gasta más, al elegir cosas para su casa.

Falsas promesas

Esto es un clásico. Cuando te dicen que te puedes llevar dos barras de fibra por “sólo” cinco pesos; según ellos vas a ahorrar porque vas a gastar menos y te vas a llevar más. ¿En serio? ¿Tan barato? Los supermercados saben su negocio, por lo que te recomendamos checar antes el precio por unidad del producto para ver si realmente te conviene la compra. Si una de esas barras cuesta 2.50, entonces no estás ahorrando nada; al contrario, les estás dando más dinero al super cuando tú sólo querías una barra.

La leche está muy lejos de la entrada

¿Te has dado cuenta que la leche siempre está lejos de la entrada? Si solo necesitas eso tendrás que cruzar todo el supermercado, y si, adivinaste… en el camino verás miles de productos que, o se te van a antojar o irremediablemente vas a comprar para no regresar otro día al super.