Ya nadie quiere chupar (según la ciencia) porque la cruda cobra en serio

29 October 2019

Eso de #foreveryoung no aplica para todos y es que la edad ya pega, sobre todo al momento de sobrevivir a las crudas. Y es que ya nadie quiere chupar por no temor, si no miedo a ellas. Conforme envejeces estas resacas pegan más duro o te duran no horas… días.

A tus 30 años o después de ellos empiezas a cambiar ciertos hábitos. Corres maratones, te vuelves vegetariano y hasta dejas de tomar alcohol barato para pasar al mezcal, whisky caro o vino.

También te puede interesar: Todos los Jokers que han salido en el cine del peor al mejor

Estás envejeciendo y eso hará que luego ya nadie quiera salir de fiesta, incluyéndote, porque al día siguiente o vas a tener náuseas, o te va a doler la cabeza, vas a quedar sin ganas de nada, etc, etc.

Según nuestra amada ciencia a través de una investigación de las Universidades de Oxford y Headington, la gente ya admitió y fue sincera con que le da miedo tomar mucho alcohol por el simple hecho de la cruda del día siguiente (y siguiente… y siguiente).

De quienes fueron objeto de estudio aceptaron tener ansiedad mientras beben; también cuidan no ponerse muy ebrios para no mal copear y para que en la mañana no se despierten con cruda moral. ¿Sí? ¿Te suena conocido? Claro, a todxs nos ha pasado.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que las personas se cuidan más casi casi por “el que dirán” que por su propia salud pues el alcohol afecta y en serio. Al mismo tiempo se sienten aliviadas porque aunque sea eso de la cruda moral los está haciendo dejar de beber. Menos mal.

¿Moraleja? No te excedas pero eso no te lo tengo que decir yo, eso ya lo sabes. No solo lo hagas por la cruda si no por salud.