*

7boom Agenda

Cuestionamientos que deberías hacerte antes de que la relación se ponga más seria

Cuestionamientos que deberías hacerte antes de que la relación se ponga más seria

¿Ya sospechas que el día en el que te dan el anillo y te proponen matrimonio se acerca?
Respira y cuenta hasta diez, luego corre a contárselo a quien más confianza le tengas… o pregúntate estas siete preguntas y analiza si estás lista.

7 ¿Si me caso, es porque quiero?

Muchos factores pueden hacerte creer que estás lista para una vida en matrimonio sin realmente estar en lo correcto.

Tu familia, tu edad o tus amigos, te pueden hacer creer que quieres casarte, ¿pero realmente es así?

Plantearte esta pregunta más de dos veces te caería muy bien.

6 ¿Sexualmente, sí está con madre?

En estos tiempos son las parejas que se aguantan la vida sexual hasta el matrimonio, así que preguntarte si su vida sexual es algo que te guste estaría muy bien.

Y hay que recordar que aquí entra todo; desde hablar abiertamente de sexo, compartir gustos y fetiches o si se entienden bien en todo lo sexual.

5 ¿Acepto tal y como es a mi pareja?

Para pensar en el matrimonio es porque la persona con la que estarías es completamente aceptada por ti.

Aceptar gustos, creencias religiosas, ideas, fetiches, defectos y carencias, son algunas de las cosas que se deben analizar antes de pensar en el matrimonio. Si hay algún punto del que dudes, es mejor analizar a fondo y llegar a la respuesta.

4 ¿Sé quién es mi pareja?

Saber quién es tu pareja va más allá de saber su color favorito y a qué equipo le va. Se trata de saber un historial médico, físico, mental y social con el fin de saber con quién estás.

Mismo caso con la familia de tu pareja, que serían personas que dejarías entrar a tu vida y debes cuidar cada aspecto.

3 ¿Mi vida amorosa pasada, realmente es pasado?

Se puede dar el caso en el que tu antigua vida amorosa aún juegue un papel importante en tu vida y eso no te dejará avanzar.

Pensar en si realmente ya quedó atrás y si no tienes problemas en avanzar con otra persona, te ayudará bastante. Si consideras que aún importa lo suficiente, no le hagas perder su tiempo al pobre cristiano que te pretende dar un anillo.

2 ¿Llevamos ya el tiempo suficiente?

Antes de considerar cualquier cosa relacionada al matrimonio, debe pasar por tu cabeza el tiempo que llevas con esa persona.

No dejarse cegar por el enamoramiento es la clave para preguntarse si el tiempo que llevas con esa persona ha sido suficiente como para querer compartir una vida. Si la respuesta es negativa, es mejor poner un alto y pensar si esa persona es la correcta o si le falta tiempo.

1 ¿Me he realizado?

Por encima de toda relación debes estar tú, y el preguntarse si has logrado todo eso que te has propuesto hasta antes de algo como el matrimonio es lo que debes hacer.

Realmente conocer si estás completa es una prioridad, y si llegas a notar que no es así, entonces dejar que tu pareja piense en el matrimonio no es una opción porque nunca te realizarás en algo como el matrimonio; pues a ese punto ya debes llegar completa.

About Author

J Boom

Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement